El negocio de las Apps móviles ¿Panacea o rentable solo para unos pocos?


Másteres y cursos
Becas, formación gratuita para trabajadores
Financiación sin intereses y prácticas en empresas
info@campus-stellae.com
www.campus-stellae.com
0034 + 981 522 788
0034 + 630327998




La revolución móvil ha generado nuevas oportunidades de negocio. El desarrollo de aplicaciones móviles se perfilaba como una mina de oro. Los desarrolladores de estas funcionalidad no daban abasto para saciar la gran demanda del mercado. Todo hacía suponer que el negocio de las apps móviles sería más que rentable.

Sin embargo, las estimaciones económicas no se muestran tan positivas. Según el informe de Gartner, menos del 0,01% de estas aplicaciones móviles será realmente un negocio rentable para sus desarrolladores en 2018. 

Pese a tener gran número de usuarios, el Mobility Predictions Special Report afirma que la mayoría de las apps no están generando beneficios. Una situación que todavía empeora a medida que aumenta la competencia, dado que también es notable el aumento del volumen de aplicaciones gratuitas de alta calidad que su vez también han influido sobre las expectativas del consumidor ante las aplicaciones de pago.

También cabe destacar que los usuarios disfrutan con las aplicaciones móviles, lo que ha provocado que su uso creciera a un ritmo frenético. Flurry muestra que en 2013 el número de aplicaciones móviles, en todas las categorías, aumentó un 115% más que el año anterior. Un aumento que se evidenció especialmente en el caso de las aplicaciones de mensajería e imágenes; llegando a avanzar un 203% año tras año.

En palabras de Ken Dulaney, vice presidente y analista de Gartner, la proliferación de aplicaciones móviles gratuitas de alta calidad ha provocado que los usuarios se tornen mucho más exigentes sobre las apps de pago, lo que hace más difícil conseguir un producto realmentente competitivo y que cumpla las expectativas de un público cada vez más experimentado y crítico.

Al margen de esta situación, las empresas no esperan sacar rentabilidad de las aplicaciones de marca, sino utilizarlas como herramienta de marketing, con el fin de acercarse a sus clientes y prestar un servicio. Así, el informe firmado por Forbes Insights y Adobe indica que el 83% de las empresas utiliza las apps como vía para mejorar la comunicación con sus clientes, ejerciendo asimismo como canal de atención al cliente propiamente dicha (79%).

Asimismo, las aplicaciones móviles son una herramienta útil para facilitar las ventas (69%) y fomentar el engagement con los clientes (69%).

Los datos de Forbes y Adobe se muestran optimistas ante el futuro de las aplicaciones móviles como herramienta de marketing y punto de encuentro entre la empresa y sus clientes.

Baynote indicaba esta misma semana que las compras online gracias al uso de las apps ha aumentado un 48% estas navidades, respecto al año anterior. Los retailers están apostando por las aplicaciones para móviles con el fin de retener a sus clientes y fomentar la repetición de compra. 

Para ello, Marti Tedesco, director senior de marketing corporativo de Baynote considera que estas empresas han invertido en la mejora y optimización de estas apps, con el fin de orientarlas a la venta y mejorar la experiencia de compra del cliente en este entorno. Una afirmación en la que coincide el informe de Forbes y Adobe. Según sus cifras, las apps influyen durante todo el proceso de compra, pero además contribuyen a fomentar la fidelidad de los clientes. El 31% de los marketers considera que estas aplicaciones desempeñan un importante papel durante la compra que permite retener al cliente; un 22% destaca su utilidad durante la etapa de consideración sobre la compra; mientras que un 18% sostiene que contribuyeron a agilizar la toma de decisiones.

Lo que sí es una realidad es que los usuarios prefieren la comodidad y usabilidad que les proporcionan las aplicaciones móviles antes que la navegación web. El Informe Global sobre Experiencia de los Usuarios Móviles, publicado en noviembre por Compuware mostraba que a la hora de elegir entre utilizar una aplicación móvil, o navegar por un sitio web adaptado para móviles, los usuarios no dudan, el 85% se queda con las apps. Con el añadido de que estos usuarios dedican más tiempo a las apps que a la web. Los usuarios utilizan el doble las aplicaciones de la marca que su página web (9,8 vs 4,4 veces).

Por tanto, probablemente convendría modificar el modelo de negocio de las aplicaciones móviles, y no comercializarlas como un producto, sino explotar su valor como servicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario