El trabajo que viene


Másteres y cursos
Becas, formación gratuita para trabajadores
Financiación sin intereses y prácticas en empresas
info@campus-stellae.com
www.campus-stellae.com
0034 + 981 522 788
0034 + 630327998




Año nuevo, empleo nuevo. Esa sería la mejor noticia a recibir para los casi seis millones de personas que figuran en las listas del paro en España. Empieza a haber motivos para la esperanza. En el tercer trimestre de 2013 el desempleo bajó en 72.800 personas, cambiando la persistente tendencia alcista de estos últimos años de crisis y el año se ha cerrado con una caída del paro registrado y con la menor destrucción de empleo de toda la crisis. Diciembre ha sido un buen mes para el empleo y es posible que este mes haya más cotizantes que en enero del año pasado, la primera mejora interanual desde que empezó la crisis.

Con una tasa de paro rozando el 26%, se antoja demasiado pronto para lanzar las campanas al vuelo. Sin embargo, las previsiones apuntan hacia una cierta mejora durante el año que ahora comienza. “Los indicadores macroeconómicos reflejan que la tendencia positiva que iniciamos en el último trimestre de 2013 continuará en 2014. Nuestro país experimentará una mejoría gracias al tirón del sector exterior, el control de la inflación y el aumento de la inversión extranjera”, sostiene Enrique Sánchez, presidente de Adecco en España y Portugal. La empresa de recursos humanos asegura que desde el pasado mes de agosto la curva de la contratación temporal no ha dejado de crecer por primera en esta crisis, una buena noticia. Jesús Echevarría, vicepresidente de Randstad, coincide con esa percepción: “Estamos cerca de pasar a una fase de aumento de los puestos de trabajo que a lo largo de 2014 se convertirá en creación de empleo neta. No en vano, ya hay ciertos sectores que empiezan a crecer, como es el caso de la automoción, la industria farmacéutica, la alimentación o el gran consumo”.

Los expertos en intermediación laboral han puesto los ojos en el segundo trimestre de este ejercicio, momento en el que podría generarse trabajo neto de una vez por todas, que es lo que vaticina el Gobierno para este ejercicio. Al menos así lo creen Miguel Ángel Zuil, socio director del cazatalentos Boyden España, y Fernando Palacios-Pelletier, director general del portal de empleo Monster.

Y es que ya se detecta alguna alegría en este mercado que no ha dejado de deprimirse desde 2008. “Hay mayor confianza en el mercado laboral. En los últimos dos meses vemos más movimiento y esperamos que así siga en 2014 si no hay noticias económicas adversas. Las grandes empresas españolas y las multinacionales británicas, alemanas y estadounidenses están empezando a invertir y lanzar nuevos proyectos”, aprecia Christopher Dottie, director general de Hays España.

Además, no hay que olvidar que, con la cercanía de las elecciones generales de 2015, el Gobierno incentivará la creación de puestos de trabajo. “De hecho, ya se ven signos de esta postura con el nuevo contrato a tiempo parcial que ha introducido. Máxima flexibilidad a expensas de enorme precariedad. Así es como el Gobierno tratará de llegar a los comicios con la mínima destrucción de empleo posible (en número de trabajadores, que no en horas de trabajo)”, explica Sara de la Rica, catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco e investigadora de Fedea.

Cuatro perfiles serán los que muevan la contratación durante los próximos doce meses: comerciales, ingenieros, personal de back office y profesionales digitales. “El profesional de ventas va a continuar, como en los dos últimos años, siendo el más demandado en todas las actividades productivas, donde cada vez se requiere mayor especialización. Se aprecia en los ingenieros, a los que se reclama especialización comercial, y en sectores que viven un proceso de cambio, como el farmacéutico, donde se precisan nuevas formas de interactuar con pacientes y médicos”, explica Juan Diego Casas, director ejecutivo de Page Group.
 
Las ofertas de empleo para expertos en mejora de procesos, para los responsables de mejora continua, de calidad, de excelencia operativa en las áreas de servicios y producto crecerán en casi todos los sectores, sobre todo en el bancario y asegurador, pero también en el automóvil, farmacéutico, servicios, etcétera, continúa Casas, quien habla de unos salarios para estos profesionales que parten de 45.000 euros en las empresas de menor dimensión y llegan a 80.000 si las compañías tienen más de 500 empleados y el puesto abarca varios países. Remuneraciones para especialistas con una experiencia de unos cinco años en cargos similares.

Si el año pasado fueron las ingenierías las que coparon casi una tercera parte de las ofertas de empleo existentes y los perfiles comerciales el 21%, en 2014 esperamos que sea justo al revés. Los comerciales serán más necesarios en un momento en que todas las empresas necesitan elevar sus ventas con el repunte del consumo”, señala Susana Sosa, directora de servicio de Adecco Professional.

En tercer lugar, prosigue Casas, la contratación procederá de “los departamentos legales, financieros, de recursos humanos y el resto de áreas de apoyo de las empresas, que en los últimos años han estado muy ajustadas”. Expertos en compras, en logística, cuyos salarios se pueden mover entre 30.000 y 50.000 euros anuales dependiendo de la experiencia; en recursos humanos y controllers, con sueldos de 35.000 a 60.000 euros, figurarán entre los más requeridos. A todos se les exigirá, además de buenos conocimientos técnicos, dominio de idiomas. La exportación y la apertura de nuevos mercados mandan.

Y, cómo no, las posiciones tecnológicas van a seguir siendo muy necesarias en todas las compañías. Sobre todo los programadores de Java y los jefes de producto, que pueden ganar unos 30.000 euros anuales si su perfil es júnior y más de 100.000 si es sénior, según el director ejecutivo de Page Group, que espera un aumento de entre el 10% y el 15% en las ofertas de empleo durante este ejercicio.

Los puestos de marketing y ventas serán los más demandados, además de aquellos que ayudan a ganar eficiencia a las compañías y reducir costes”, remacha Randstad. Pero ¿cuáles serán los sectores y empresas que más trabajo ofrezcan en 2014? Miguel Ángel Zuil lo tiene claro: “Hay bastantes proyectos de compañías que no tienen negocios en España. Es donde más positivo vemos el mercado laboral. Inversores extranjeros, fondos de inversión y las grandes empresas de distribución serán los que más ofertas de empleo generen”.

Y pone un ejemplo: “La firma británica de venta minorista Poundland desembarcará en España con la intención de abrir más de 200 tiendas en los próximos cinco años. De momento, en 2014 va a inaugurar tres establecimientos en Levante con 30-50 personas cada uno. Pero sus expectativas de contratación superan los 6.000 trabajadores”, indica Zuil.

Distribución y gran consumo tirarán de la contratación. Compañías como Mercadona o Carrefour, que prevén ofrecer 1.000 puestos de trabajo o más; Inditex, que generará unos 500 puestos solo con su nuevo centro logístico; Lidl, unos 200 con el suyo, o Ikea, que creará 400 empleos directos y 80 indirectos con la apertura de su centro en Alfafar (Valencia), explica la firma sueca, que también busca algunos perfiles para sus oficinas centrales en España, tales como web-analytics (expertos en análisis de datos) y compradores para el departamento de ventas.

También el sector del automóvil ofrecerá trabajo. Ford ha anunciado unos 1.300 puestos gracias a los nuevos modelos que fabricará. Renault ha hablado de 200 empleos en su factoría de Sevilla; Volkswagen, de 350 en la de Navarra, y Nissan y Citroën han empezado a contratar en 2013.

Del sector de servicios profesionales también se esperan buenas noticias. “Auditoras, consultoras y despachos de abogados estarán entre las empresas que más fichajes realicen este año. Solo las cuatro grandes auditoras (KPMG, Deloitte, EY y PwC) tienen previsto contratar cerca de 4.000 personas, por encima de los últimos años”, continúa el socio director de Boyden.

EY creará alrededor de 450 empleos, lo que supone un crecimiento neto de plantilla respecto al año pasado de entre el 4% y el 5%, señala la consultora. La mayoría serán recién licenciados, con sueldos entre 22.000 y 27.000 euros anuales; aunque también fichará a profesionales sénior, con experiencia en auditoría, consultoría, asesoramiento en transacciones y para EY Abogados, agrega.

Las compañías de nuevas tecnologías figuran igualmente entre las mayores reclutadoras de 2014. Telefónica, Ericsson u Orange son algunas de ellas. Lo mismo que Jazztel, que crece “por la parte de fibra y móvil” y “redimensiona la de atención al cliente por el crecimiento del móvil”, según la compañía. O Softonic, que incorporará a más de 100 profesionales, principalmente programadores de lenguajes PHP, JS, HTML y QA, así como project y product managers, indica la empresa.

Se esperan nuevos contratos en las compañías farmacéuticas, logísticas y en el sector turístico, en general empleados de base, como los que ofrecerán las empresas de telemarketing, como Atento, Teleperformance, Unisono o Sykes.

En 2014, el sector servicios será el que más trabajo genere. Pero este sector, en el que figuran más del 70% de los ocupados españoles, se caracteriza por ser el que más empleo crea y también el que más destruye. Desgraciadamente, este año me temo que los contratos que realice sean precarios, muchos a tiempo parcial, coincidiendo con la reforma del Gobierno, y temporales, aprovechando los picos de actividad”, alerta Sara de la Rica, que aprecia revitalización en la industria, con menos del 20% de los ocupados españoles, solo en aquellas empresas con fuerte componente exportador y en automoción. “Confiemos en que no sea algo pasajero”, dice.

La catedrática de Economía espera que el paro disminuya un poco (el consenso de los analistas elaborado por Funcas sitúa la tasa en el 25,8%), aunque no es muy optimista en términos de creación de empleo para 2014, “pero al menos sí confío en dejar de ver cifras negativas de cotizaciones a la Seguridad Social en la mayoría de los trimestres. Este es el indicador que debe mostrarnos que en efecto, en neto, se crea más empleo del que se destruye”. “Para volver a la situación de ocupación de 2008, cuando la tasa de paro era del 8%, necesitamos unos 3,6 millones de empleos más, lo cual indica la ingente tarea que tenemos por delante”, advierte.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario