El fin del correo postal está cada vez más cerca

Instituto Europeo
Campus Stellae
Máster en Gestión y Dirección
de Empresas (MBA)
www.campus-stellae.com
Becas del 70% en nuestros Cursos y Másteres y becas especiales para desempleados y autónomos. Bolsa de empleo para nuestro alumnado


USPS
, el servicio postal de Estados Unidos, cuenta con casi 600.000 empleados y casi 32.000 oficinas, más que Wal-Mart, Starbucks, y McDonald’s juntos. Una estructura gigantesca difícil de sostener en un mundo marcado por el ascenso de los e-mails y la caída de las cartas, donde el volumen de correos está bajando a una cifra imposible de sostener el negocio. Y el plan puesto en marcha en el pasado año para revivir la antigua empresa no está dando grandes resultados.

El resultado, según Bloomberg Businessweek, es que el 80% de las oficinas de su red operan a pérdida, a lo cual se suma el pago de pensiones y prestaciones de salud. El Congreso dio de margen a la estructura hasta el final de año para intentar relanzar el negocio, pero éste está ya al borde del colapso, y podría desaparecer en muy poco.

En Europa, muchos de los antiguos servicios postales han logrado hacerse un hueco en el nuevo entorno, gracias a efectivas políticas regulatorias y a su audacia comercial, algunas de las cuales son hoy en día —a través de fusiones y adquisiciones— grandes jugadoras en el negocio postal a nivel mundial. Así han logrado sobrevivir y aprovechar la era digital, ofreciendo nuevos servicios, como el de dar a los clientes la opción de no recibir su correo físicamente sino de manera digital y conservar por unos años los correspondientes archivos y convertir al teléfono móvil en herramienta para interactuar con el correo físico.

En España, Correos acaba de renovar su dirección con el nombramiento del exconsejero de Economía cántabro, Ángel Agudo, como nuevo presidente. Agudo tiene el difícil reto de adaptar la empresa, ahora sociedad estatal tras la liberalización del sistema de correos en nuestro país el pasado 1 de enero, a un entorno competitivo muy diferente, en el que el e-mail y la mensajería privada copan el mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario