¿Qué 5 características deben tener los nombres de grandes marcas?

Instituto Europeo
Campus Stellae
Máster en Gestión y Dirección
de Empresas (MBA)
www.campus-stellae.com
Becas del 70% en nuestros Cursos y Másteres y becas especiales para desempleados y autónomos. Bolsa de empleo para nuestro alumnado

El bautizo de una compañía es un paso decisivo en el proceso de construcción de una marca. Si el nombre elegido para la empresa resulta poco original y no se adapta a los valores del negocio, la compañía lo tendrá más difícil a la hora de conectar con el consumidor. Aunque no hay ninguna fórmula secreta para bautizar o rebautizar una empresa, Inc. recoge a continuación 5 características que es posible encontrar en los nombres de casi todas las grandes marcas:

1. Son pegadizos
Los nombres de grandes marcas son casi siempre pegadizos. Muchas empresas organizan “tormentas de ideas” para encontrar el mejor nombre con el que dar el paso definitivo al mercado. Para elegir las mejores propuestas surgidas en esas “tormentas de ideas”, hay que tener en cuenta que los mejores nombres son generalmente aquellos que son recordados sin tener que recurrir a la lista de nombres recopilados durante el “brainstorming”. Si el nombre resulta pegadizo para los empresarios, probablemente también lo será para los consumidores.

2. Son breves
¿Qué tienen en común Nike, Apple, Facebook, Twitter, Dreamworks, Pixar o eBay? Que son marcas muy exitosas y que sus nombres constan de tan sólo dos sílabas. Diversos estudios de branding demuestran que la brevedad favorece el recuerdo de los nombres de las marcas por parte del consumidor. Algunos nombres largos resultan originales y divertidos y son recordados fácilmente por el cliente, pero aun así resulta improbable que éste repita ese nombre a sus amigos y conocidos.

3. Son funcionales
Es necesario que el nombre de la compañía refleje la función o servicio que ésta quiere desempeñar en el mercado. Un ejemplo de ello es Mozilla, un proyecto nacido inicialmente con el anodino nombre de Mosaic, al que se añadió después la apostilla Godzilla (Mosaic Godzilla) para dejar constancia de su propia importancia en el universo web.

4. Cuentan una historia
Detrás del nombre de toda gran marca, hay siempre una historia. Es el caso, por ejemplo, de la marca para tractores Caterpillar. En 1904, la empresa de tractores Holt Tractor Co. estaba tomando fotografías de un nuevo vehículo, cuando uno de los fotógrafos exclamó: “¡Se arrastra como una oruga!”. Este inocente comentario sirvió no sólo para bautizar al nuevo tractor, sino también para rebautizar a la empresa.

5. Inventan un nuevo lenguaje
Inventarse un nombre para bautizar una nueva marca no debe ser el último recurso, sino la primera opción. Los fundadores de Google y Gizmodo no encontraron los nombres de sus empresas en ningún libro ni diccionario. Para inventar nombres, es recomendable combinar dos palabras o conceptos, deletrear palabras de manera incorrecta o simplemente dejarse llevar por la imaginación. Los consumidores aprecian la originalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario