Curso de Neurociencias en la UNIA: “La publicidad tiene que ser emocional”


Área Gestión Empresarial
Formación y Becas de Estudio
Subvención a Empresas y Parados
info@campus-stellae.com
Tlf: +0034 981 94 08 09
Máster en Comercio Internacional 1200€
Máster en Marketing Internacional 1200€
Máster en Gestión y Dirección de Empresas MBA 1200€

“La publicidad tiene que ser emocional y conectar con la marca” ha dicho Álvaro Marín, ingeniero y fundador de Loggicc, en el seminario “Neurociencias aplicadas a la conducción y el liderazgo organizacional” que se celebra con motivo de los cursos de verano que organiza la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en La Rábida, Huelva.

Según Marín, la idea se basa en el desarrollo de una historia que cierre con la imagen de marca, pero él apuesta por incluirla en el momento en el que el espectador siente la emoción. De no ser así, “se está perdiendo una oportunidad”, ya que la memoria está relacionada con el impacto producido.

Habló también sobre las nuevas tecnologías aplicables a la publicidad, como las de seguimiento ocular, capaces de detectar el punto exacto al que el individuo está mirando y que permite determinar la “ruta que va siguiendo la mirada desde que entramos en un portal de internet hasta que salimos. Así, se puede “ayudar al diseño de las páginas para facilitar la experiencia del usuario”. Estas tecnologías también se emplean para probar los materiales en el punto de venta, ya que pueden detectar si la zona concreta que interesa al fabricante recibe atención de los consumidores, además de determinar qué productos se miran antes o después.

Álvaro Marín explicó también la importancia del “color, el formato o el tipo de letra, que son elementos que cada vez se tienen más en cuenta”. Otro aspecto que destacó son las “diferencias de género”, ya que la reacción emocional que se pueda manifestar en el hombre o la mujer es diferente.

El fundador de Loggicc expuso las alternativas que ofrece el neuromarketing, ya que “permite elaborar diferentes metodologías en función de la reacción que se quiera conseguir del cliente” o también utilizarse para corregir errores que se comenten en publicidad.

Néstor Braidot, director del curso de verano, destacó la importancia de los sistemas que son capaces de detectar la fisiología del cliente “más allá de lo que está diciendo con una intervención consiente”.

Otros temas que se han tratado a lo largo del curso relacionados con las aplicaciones de la neurociencia tratan sobre las “dimensiones y medición del comportamiento organizativo inteligente” o “la superación del dualismo cerebro-mente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario