Los españoles creen en las empresas, pero se fían muy poco de los bancos

Área Gestión Empresarial
Formación y Becas de Estudio
Subvención a Empresas y Parados
info@campus-stellae.com
Tlf: +0034 981 94 08 09
Máster en Comercio Internacional 1200€
Máster en Marketing Internacional 900€

Seis de cada diez ciudadanos piensan que los políticos españoles son malos o muy malos. Los medios económicos figuran entre las fuentes de información que generan más credibilidad.

Los españoles creen cada vez menos en los bancos. Sin embargo, y a pesar de la situación económica, su confianza en las empresas se ha incrementado en el último año. Bien distinto es lo que piensan del Gobierno, cuya mala imagen apenas ha variado o ha empeorado.

Por ejemplo, según el barómetro de marzo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), casi ocho de cada diez españoles califican la situación económica como mala o muy mala y un 61 por ciento tiene la misma opinión negativa sobre los políticos.

En otros países como Suecia (24 por ciento), Estados Unidos (16 por ciento), Francia o Alemania (9 por ciento), la confianza en los gobernantes ha aumentado si se compara con la de 2009; claro que, cuando se hizo esta encuesta, a principios de enero, Obama aún no había presentado su polémica ley de sanidad, ni tampoco Grecia había caído en picado. Aún así, de los datos obtenidos de las encuestas realizadas a 4.800 personas de 22 países, también se ve que en la mayoría de lugares la confianza en los políticos, aunque bajo mínimos, se mantiene. La excepción es Rusia, donde cae un 10 por ciento: del 48 por ciento de aceptación en 2009 al 28 por ciento en enero de 2010.

Por continentes

Aunque faltan los datos de África y Oceanía, por continentes, los habitantes de Asia son los que tienen más confianza en sus gobiernos (el 59 por ciento aprueba su gestión), seguidos por los norteamericanos (46 por ciento) y los europeos (43 por ciento).

Con respecto a las empresas y los negocios, nuevamente son los asiáticos -no es de extrañar, porque son los países emergentes los únicos que han crecido durante la crisis- lo que manifiestan su satisfacción seguidos, como antes, por norteamericanos y europeos. Pero cuando aparecen diferencias es al preguntarles por el papel que juegan las ONGs. En ese caso, quienes menos confían en su labor son los asiáticos, seguidos de europeos, mientras que los americanos son los más concienciados con su papel (un 62 por ciento de ciudadanos considera positiva su labor).

La otra divergencia con respecto a los datos anteriores se produce cuando se les pregunta por los medios de comunicación. En ese caso, los que manifiestan más reservas hacia la información son quienes viven en Estados Unidos (38 por ciento) seguidos de cerca por Europa (40 por ciento) y lejos del 54 por ciento de Asia.

Cambios en España

Llama la atención observar cómo la confianza de los bancos ha caído del tercer al último lugar en casi todos los países occidentales.

Nuevamente, la realidad del desastre financiero registrado en Estados Unidos hace que la confianza en los bancos siga en franco retroceso en casi todo el mundo, salvo en China y la India. Estados Unidos, como era de esperar, sufre la mayor caída (39 puntos), seguido de Polonia (28 puntos), Países Bajos (25 puntos) y Reino Unido (20 puntos). En España, el cambio experimentado ha sido brutal: si en 2007 un 45 por ciento de la población confiaba en las entidades bancarias, ahora ese dato ha descendido al 34 por ciento.

Empresas a salvo

Sin embargo, las empresas han recorrido el camino contrario, pues si hace tres años gozaban del beneplácito del 40 por ciento de los ciudadanos, ahora han ascendido hasta el 54 por ciento, aunque son Italia, Estados Unidos y Países Bajos quienes experimentan el mayor crecimiento, con 26, 18 y 15 puntos, respectivamente.

Los sectores en los que más confían los líderes de opinión en España son el tecnológico (81 por ciento) seguido de la alimentación (74 por ciento), mientras que los que menos confianza generan son, aparte del bancario, el asegurador, con un 37 por ciento.

En lo que se refiere a la credibilidad de las fuentes de información, el 53 por ciento de los entrevistados españoles confía en los documentos elaborados por los analistas. Un 46 por ciento saca conclusiones en las conversaciones con los empleados de las empresas, mientras que el 44 por ciento apuesta por los medios económicos. Redes sociales, blogs y publicidad son las tres fuentes que generan menos confianza, con un 13, un 14 y un 15 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario