Hasta un 12% de coches usados se vende con el cuentakilómetros manipulado


Másteres y cursos
Becas, formación gratuita para trabajadores
Financiación sin intereses y prácticas en empresas
info@campus-stellae.com
www.campus-stellae.com
0034 + 981 522 788
0034 + 630327998




Es un proceso sencillo que ha popularizado Internet y que puede representar un sobrecoste importante los compradores de hasta 8.000 euros en la adquisición de un vehículo de segunda mano. Se trata de la manipulación de los cuentakilómetros de vehículos de ocasión destinados a la venta. Según estimaciones para España del RACC, entre un 5% y un 12% de lo vehículos han sido manipulados para inflar su precio, un porcentaje que se dispara hasta el 30% en el caso de los coches de importación.

La cifra del fraude se situaría entre los 154 millones y los 343 millones de euros, entre la apreciación cuantitativa del vehículo y los posteriores costes de mantenimiento. En el conjunto de Europa, esa cifra crecería hasta los 10.000 millones de euros.

El responsable técnico de la Fundación RACC, Lluís Puerto, ha indicado que esa trampa sin control tiene consecuencias en diferentes direcciones: para el comprador, que paga más y debe asumir más reparaciones; para la seguridad vial; para las aseguradoras; y para los vendedores de coches de segunda mano y nuevos. Y todo pese a que impedir esa práctica apenas tendría un coste de un euro, si lo hiciera el fabricante, o si las administraciones tomaran medidas para controlar el kilometraje de los vehículos.

Puerto ha indicado que la irrupción de los contadores electrónicos ha facilitado la tarea, que se puede realizar mediante instrumentos electrónicos que apenas cuestan 150 euros. Y ha explicado que la modificación de los kilometrajes no se hacen para rebajarlos solo en 10.000 kilómetros, sino para cifras "de 70.000 y 80.000 kilómetros".
RACC cree necesario que las administraciones obliguen por ley a reportar las lecturas del cuentakilómetros a todas aquellas instituciones que puedan tener un control sobre los vehículos, desde estaciones de ITV, pasando por talleres y concesionarios y llegando incluso a la policía. Incluso que se sancione a quienes modifiquen el cuentakilómetros. Hoy en día solo es penable para aquellos que lo hagan siempre y cuando se tenga la certeza de que sacará provecho económica.

Ante la actual debilidad de los potenciales compradores, el RACC aconseja que se revisen el estado del volante y del resto de elementos interiores, que se observe el estado de los neumáticos (no deberían haberse cambiado antes de los 50.000 kilómetros) y que el kilometraje sea coherente con la fecha de matriculación.


Noticia: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/05/07/catalunya/1399457422_554506.html

1 comentario:

  1. Hola!

    Creo que es posible poner fin a esta manipulación económica del cuentakilómetros al cambiar el sistema mecanico con un otro electronico y al poner en obra un instrumento de seguimiento periodico a través una ficha tecnica del coche certificada por el control tecnico.

    ResponderEliminar