Vuelve el dinero a España

 Por primera vez desde hace 15 meses, en septiembre se cortó la salida de dinero de nuestro país. Los inversores extranjeros colocaron en España 17.600 millones de euros. Y los españoles retornaron 14.000 millones. La consecuencia fue la vuelta masiva de recursos.

España se sigue descapitalizando.
La banca española sufrió en julio la mayor retirada de depósitos de la era euro
Casi 220.000 millones de euros salieron de España en el primer semestre
Ésta ha sido la consecuencia inmediata de la decisión del Banco Central Europeo de apoyar la deuda pública española. Desde que la institución que dirige Mario Draghi acordó en septiembre que estaba dispuesta a comprar deuda pública española, los inversores extranjeros volvieron a comprar a su vez títulos en nuestro país.

Y eso ha traído consigo que la entrada de dinero se dispare. Retorna el capital español que había salido fuera, por un importe de 14.000 millones de euros, mientras ha llegado a nuestro país 17.000 millones de dinero extranjero.

En total, en septiembre la entrada neta de dinero fue de 31.000 millones euros. Algo que no ocurría desde junio del año pasado. Se ha cortado la salida masiva de dinero de nuestro país, aunque en lo que llevamos de año la salida supera los 216.000 millones.

Fuente: Cadena Ser



Másteres y cursos
Becas, formación gratuita para trabajadores
Financiación sin intereses y prácticas en empresas
info@campus-stellae.com
www.campus-stellae.com
0034 + 981 522 788

Las operaciones en efectivo de más de 2.500 euros están prohibidas desde hoy

Máster y cursos Becas Formacion gratuita trabajadores financiación sin intereses prcaticas en empresas info@campus-stellae.com www.campus-stellae.com 0034 + 981 522 788



A partir de hoy están prohibidas las operaciones en efectivo de más de 2.500 euros cuando en ellas intervenga un empresario. Esta limitación está incluida en la ley de lucha contra el fraude aprobada el pasado 30 de octubre. La norma dejaba 20 días de plazo a los empresarios y pequeños comercios para que se adaptaran a la nueva obligación.

El Gobierno ha prohibido las operaciones en efectivo de más de 2.500 euros para tratar de limitar la evasión de impuestos siguiendo la experiencia de otros países como Francia e Italia. La limitación no afecta a los pagos e ingresos realizados con bancos y entidades de crédito. La Ley antifraude reduce la limitación hasta 15.000 euros para extranjeros para favorecer el sector turístico.

Quienes incumplan esta obligación se enfrentan a multas de hasta el 25% del pago en efectivo que será satisfecha de forma solidaria tanto por el pagador como por el cobrador. Se permite de esta forma que el fisco pueda reclamar la multa a cualquiera de los dos intervinientes. La nueva Ley antifraude establece que se deberán guardar los resguardos y recibos de pago durante cinco años para justificar que no se realizaron en efectivo.

En realidad, el Gobierno confía en la buena voluntad de los particulares porque resulta imposible controlar todas las operaciones en efectivo. Por eso, Hacienda ha incluido un artículo en la norma para favorecer al delator. De ese modo, quien participe en una de estas operaciones y la denuncie a la Agencia Tributaria estará exonerado de culpa siempre que no hayan pasado más de tres meses desde el pago. La Agencia Tributaria ha puesto a disposición de los contribuyentes un espacio en su página web, en funcionamiento desde hoy, para tramitar las denuncias.


Noticia: http://economia.elpais.com/economia/2012/11/19/actualidad/1353320218_916740.html

Google declara pérdidas en España

Máster y cursos Becas Formacion gratuita trabajadores financiación sin intereses prcaticas en empresas info@campus-stellae.com www.campus-stellae.com 0034 + 981 522 788

 
Google es una de las empresas en el foco de las preocupaciones internacionales por su capacidad para trasladar beneficios de una jurisdicción a otra y evitar con eso tributar apenas por sus ganancias. La compañía, que domina el mercado de la publicidad digital, ha declarado pérdidas en su filial española, Google Spain, por segundo año consecutivo, según un acta aprobada el pasado 29 de junio por el socio único de la sociedad, Google International LLC, en Mountain View, California.

En concreto, Google Spain declara pérdidas de 74.683,24 euros en el ejercicio 2011, frente a los números rojos de 639.499,42 euros del año anterior. Con ello, la base imponible ante el impuesto de sociedades es mínima, de menos de 400.000 euros, y tras los ajustes por diferimientos, a Google le sale en impuestos a su favor en la cuenta de resultados y una declaración a devolver.

El informe anual sobre la compañía aprobado por Google International LLC señala que a finales de junio la investigación de Hacienda abierta a comienzos de 2011 para comprobar las declaraciones de IVA, IRPF e impuesto sobre sociedades de la compañía de 2006 a 2008 seguía abierta, aunque según la empresa, que siempre ha defendido que actúa de acuerdo con la legislación fiscal vigente, no existen riesgos de importes significativos en materia fiscal.

Google Spain se dedica principalmente a comercializar la publicidad de clientes españoles en Google. Pero no factura la publicidad de esos clientes sino que lo que hace es refacturar a otras sociedades del grupo (básicamente Google Ireland) basándose en los costes incurridos más un pequeño margen del 8% o 10%, según los contratos firmados entre las sociedades del grupo. En total, Google Spain facturó 38,3 millones en 2011, un 46% más que el año anterior, casi todos girados a la filial irlandesa del grupo y una pequeña parte a Google Inc.

La filial española se ocupa del marketing y de las demostraciones, pero los cientos de millones de publicidad de clientes españoles se facturan desde Irlanda. A su vez, Google logra trasladar esos beneficios a paraísos fiscales, de modo que la mayor parte de las ganancias escapen incluso al reducido tipo del 12,5% del impuesto de sociedades irlandés. De hecho, Google paga poco más de un 3% por sus beneficios de fuera de EE UU.