La cúpula de Ikea reduce su sueldo un 23% para seguir recortando los precios


Corren tiempos de ajustes. Y sino que se lo preguntes a los consejeros y directivos de Ikea España. La cadena de mobiliario de origen sueco ha recortado un 22% la retribución de su cúpula en el último ejercicio respecto a 2008 (en 2009 se cerró un ejercicio atípico de sólo ocho meses, por lo que los datos no son comparables), hasta 3,9 millones de euros.

Los miembros del consejo recibieron en 2010 una retribución total de 460.000 euros, lo que supone prácticamente la mitad que hace dos años. Pero no fueron los únicos que se apretaron el cinturón. Los salarios del equipo directivo se elevaron en conjunto a 3,4 millones de euros, lo que representa un 17% menos.

"Sólo así podríamos mantener nuestra política de bajada de precios", asegura una portavoz de la empresa. Ikea recuerda, no obstante, que la bajada de precios es algo que se lleva haciendo ininterrumpidamente desde su llegada a España en 1997.

Más barato

"Desde ese año hemos bajado los precios una medida del 30%, sin tener en cuenta el IPC. Y en algún producto en concreto el descenso es aún mayor, como una mesa que ha pasado de costar 29,99 euros a 4,99", explican en la compañía. Gracias a esa política, la cadena ha conseguido ir ganando cuota de mercado de forma imparable, incluso en plena crisis económica, manteniendo prácticamente estables sus ventas mientras que las del sector se desplomaban más de un 30% de media.

En su último ejercicio, Ikea España destinó cerca de 30 millones de euros para bajar sus precios una media del 3% y espera invertir otros 35 millones más en 2011 para continuar con esta misma estrategia. "Seguiremos profundizando en esa estrategia", insisten en la empresa.

Pero no sólo es eso. La política de recorte salarial en la cúpula directiva ha permitido también incrementar la plantilla de forma considerable. Al cierre el pasado 30 de agosto del último ejercicio, la plantilla de la compañía, que engloba las tiendas tanto en España como en Portugal, se elevaba a 8.527 personas, lo que supone casi 1.700 más que un año antes. Eso después de haber abierto un tienda en Jerez de la Frontera (Cádiz) y otra en La Coruña.

Más planes

El director general de la filial, Peter Betzel, aseguró el pasado 16 de mayo para anunciar su intención de duplicar su red de tiendas hasta alcanzar los 30 establecimientos en 2020. Ikea Iberíca alcanzó el ejercicio pasado una facturación de 1.562 millones de euros.

Aunque su resultado antes de impuestos se elevó a 139 millones, el neto se saldó con unas pérdidas de 11,3 millones. Entre sus próximos retos destaca la apertura en Madrid a partir de ahora de todos los domingos y festivos, lo que permitirá crear más de 200 empleos. Para este año, está prevista la apertura de una nueva tienda en Valladolid, también con centro comercial, y en 2012 otra en Sabadell (Barcelona). La República Independiente de Ikea sigue así creciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario