Las claves para diseñar el logo de una compañia online

Instituto Europeo Campus Stellae
Máster en Gestión y Dirección de Empresas (MBA)
www.campus-stellae.com

Cuando se funda una compañía o se crea un nuevo equipo, el diseño del logo es una de los primeros puntos a tener en cuenta. Pero también es un proyecto complicado a tener en cuenta cuando se quiere dar un nuevo aire a una marca ya existente. Por ello, Mashable ha hablado con expertos en diseño web y diseño de logos para entender lo básico y no tan básico de la creación de un buen logo para una compañía en la web.

Para el diseñador y blogger Jacob Cass, uno de los aspectos más difíciles a la hora de crear un logo es encontrar un diseñador que lo haga bien y que cuyos honorarios se ajusten al presupuesto de una nueva iniciativa, pero encontrar un profesional con estas características puede ser un gran reto. Algo con lo que Graham Smith, diseñador de logos británico, está de acuerdo, aunque añade que el principal reto al que se enfrentan las empresas recién nacidas es “no tener la apariencia de que han gastado intencionadamente todo el dinero en cafés y en la web y no han puesto suficientes fondos para cosas como el diseño del logo u otros aspectos de marketing”.

Y es que, aunque una compañía tenga un presupuesto limitado, no puede dejar que esto se refleje en la imagen que da de su marca. “Algunas de estas compañías parecen vagas y poco interesadas en el aspecto que tendrá su identidad visual”, añade Smith. Algo a lo que Cass añade que las nuevas empresas tienen que considerar “si necesitan contratar sólo a un diseñador de logos o a un diseñador de su identidad de marca que cree un sistema visual completo para representar a la marca. También es importante recordar que tu logo no es tu marca”.

Raj Abhyanker, CEO de Trademarkia, comparte esta idea cuando afirma que una preocupación muy extendida entre las nuevas marcas es “destacar entre la multitud, ser distintivo y sugerir los productos y servicios que se ofrecen a la vez que sirve para identificar el logo de la compañía propietaria”.

Para Abhyanker, los logos de las nuevas empresas tienen que ser simples y distintivos ya que “el logo es el primer mensaje clave, la identidad, que cualquier marca lanza al mundo. Y tiene que ser un logo que funcione no sólo en una página web o en las tarjetas de visita, también como icono en Facebook y Twitter. Por lo que quieres ser distintivo y simple al mismo tiempo”.

Y es que, como destaca Abhyanker, hay un punto clave que hay que tener en cuenta a la hora de diseñar un logo tradicional o un logo web. “La web está cambiando constantemente, y mucho más rápido de lo que el mundo tradicional ha hecho nunca”. Y añade: “esto significa que la web está siendo rediseñada constantemente. Encontrar un logo que siga siendo relevante en cuestión de años, o meses, cuando no sabemos cómo será la web, es mucho más que un reto”.

Para Cass, en cambio, excepto para los presupuestos y los calendarios, “no debería existir ninguna diferencia. El proceso y los principios fundamentales de un buen logo deberían ser siempre los mismos”. El problema, como apunta Smith, es que “con la variedad de dispositivos, plataformas y productos, diseñar un logo o un icono para una web supone un gran reto”. Es decir, que los logos tienen que funcionar en las distintas aplicaciones, iconos, avatares, pero también en las tarjetas de visita impresas.

Pero, además, también hay que tener en cuenta el color del logo. Como advierte Smith, “como en la impresión tradicional, el color puede salir mal en la web. Calibrar el color y el perfil para todos los dispositivos y softwares puede dejar a la gente aturdida, y los resultados pueden tener un aspecto horrible”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario