5 tareas que llevar a cabo en tu empresa antes de final de año.

En estos días todo el mundo suele pensar en las vacaciones de navidad y en los viajes que va a hacer en los últimos días del año. Pero si eres el dueño de una empresa, además, los últimos días de 2010 son aquellos en los que tienes que asegurarte de que dejas todos los cabos atados antes de empezar el año nuevo.

Por ello, Mashable ha seleccionado cinco tareas esenciales a las cualquier empresa debe echar un vistazo antes de que termine este año.

1. Si tienes un negocio inactivo, ciérralo antes de 2011
Ya sea una sociedad limitada o una iniciativa online, si no has promocionado tu trabajo activamente, no obtienes beneficio de él o no consigues clientes básicamente es como si hubieras cerrado tu negocio. Pero es importante que finalices la actividad empresarial formalmente, o sino seguirás teniendo que abonar los impuestos correspondientes. Además, tienes que finalizar oficialmente cualquier permiso o licencia de actividad que hayas recibido y abandonar el nombre ficticio de tu negocio.

Asegúrate de que haces todo esto antes de que acabe el año, porque no hay ninguna razón para que pagues impuestos extra por un negocio con el que quieres acabar.

2. Si tienes un nuevo negocio, regístralo antes de 2011
Si acabas de empezar un nuevo negocio en 2010 y todavía no lo has registrado, es recomendable que lo hagas antes de que acabe el año. Aunque ten en cuenta que la fecha de iniciación de la actividad empresarial no es retroactiva y cualquier beneficio fiscal que puedas recibir se hace desde la fecha en que incorporaste tu empresa. Es por esto que podría ser conveniente retrasar el registro hasta que empiece 2011 o dejar todos los documentos preparados para hacer el registro el primer día laboral del nuevo año.

3. Si tienes una sociedad anónima, asegúrate de rellenar los informes anuales
Una vez has hecho todo el trabajo de registro de una empresa, asegúrate de que cumples todos los requerimientos, como los informes anuales, que se realizan bien a finales de año, con motivo del aniversario de la fecha de registro de la empresa o en la fecha de pago de impuestos. Asegúrate de que tienes claro cuándo es la fecha de presentación de estos documentos, porque de no ser así podría suspenderse o disolverse la empresa.

4. Si has cambiado algo en tu sociedad, asegúrate de dar cuenta de ello oficialmente
Ya sea que has cambiado tu dirección, o quitado el “.com” del nombre oficial de la compañía, la autorización de más participaciones o el director haya sido sustituido, tienes que realizar una notificación oficial antes de que empiece el año nuevo.

5. Deja bien atados todos los asuntos legales
El final de año es el momento perfecto para dejar atados todos los asuntos legales que hayas ido retrasando a lo largo del año, como el cambio de nombre de tu empresa, la solicitud de marca registrada o del número de identificación fiscal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario