Luz, salas multiusos y Feng Shui para que su pyme sea más productiva


"En casa todos tenemos nuestro rinconcito preferido, pero en la empresa no lo tenemos tan fácil", dice Paloma Acero, técnica en Feng Shui. Así que cómo no cuidar nuestro lugar de trabajo, en el que al final, por mucho que luchemos por horarios racionales, pasamos la mitad del día (algunos incluso más).

Los empresarios son cada vez más conscientes de las ventajas de tener un rincón laboral productivo. Las pymes lo tienen complicado por cuestiones de espacio... y de dinero, ya que el área que ocupa la oficina supone el segundo coste más alto para el 95% de las empresas, según una encuesta elaborada por la empresa de mobiliario de oficina AF Steelcase. Así que hemos hablado con unos cuantos expertos para que nos den consejos básicos para diseñar la sede de una pyme y convertirla en ejemplo de productividad.

La importancia de la luz

"Lo primero que se debe hacer es buscar una oficina, por muy pequeña que sea, luminosa. Y si es posible, que la luz natural venga de la izquierda". Es uno de los requisitos imprescindibles de Camilo Agromayor, director general de la empresa de mobiliario de oficina Ofita. Pero luego, para definir el diseño de cada puesto, se resiste a generalizar. "Debemos tener en cuenta las necesidades informáticas de cada uno para ver incluso el tamaño del tablero de la mesa; si puede recibir o no visitas informales...", cuenta. Y pide que no se olvide que la oficina debe ser flexible.

Una flexibilidad por la que también apuesta Carmen Rico, directora de la división de Arquitectura de Aguirre Newman. "Se trata de tener zonas convertibles que se adapten a futuros cambios de plantilla", dice. También consiste, añade, en disponer de espacios con varios usos capaces de albergar reuniones informales y crecimientos de personal.

Rico cita sus requisitos imprescindibles casi de carrerilla: "Una recepción con un área informal, una sala de reunión convertible con compartimentos, con vending asociado a las reuniones y en la que se invierta en tecnología más de lo normal -videoconferencia, portátiles...- porque si solamente hay una sala debería servir para hacer muchas cosas. Y tiene que estar situada junto a la entrada para evitar las molestias al entrar y salir al resto de los empleados".

A concentrarse

"Normalmente en el trabajo pasa gente por delante de ti, por detrás, por los lados... así es imposible concentrarse", cuenta Paloma Acero. Ella ha diseñado varias oficinas siguiendo las normas del Feng Shui y tiene sus propios requisitos: "Para que aumente la concentración, nuestra espalda tiene que estar cubierta con una pared. Y mejor que tener a un compañero enfrente, es tenerlo de lado".

La luz es una de las obsesiones de nuestros expertos. No sólo la posibilidad de que haya una buena dosis de luz natural, sino los efectos de la artificial en nuestro trabajo. "Los fluorescentes en sí no son malos. Lo que es importante es cómo se combinan con la luz natural", comenta Alejandro Pociña, presidente de la empresa de mobiliario de oficina AF Steelcase. Carmen Rico recomienda utilizar las pequeñas zonas cerradas a la luz para poner despachos y salas.

Mobiliario

Pociña recuerda la importancia del mobiliario y cita un estudio que dice que el 46% de los europeos se queja al menos una vez a la semana de dolor de espalda. Y por si fuera poco, añade, el 62% de los usuarios no sabe regular la silla que tiene en su trabajo. "No basta con tener un equipamiento ergonómico, sino que hay que enseñar a la gente a usarlo", comenta.

Durante los últimos años, en los años dorados de la Responsabilidad Social Corporativa, las empresas -sobre todo multinacionales- se han encargado de recordarnos que entre sus múltiples virtudes estaban los espacios de ocio para sus empleados, desde futbolines hasta sillones para masaje. Pero, ¿sirven para potenciar la creatividad y el trabajo en equipo como nos prometen? "Sí, todas estas cosas están muy bien, incluido el punching con la cara del jefe, pero sirven más para relajarse y descansar que para fomentar la productividad y las ideas", señala Pociña.

¿Moqueta sí o no? Pociña cuenta que últimamente ve más oficinas sin ella, pero no reniega de ella. "Es estupenda siempre que se sepa cómo se va a limpiar y si encaja con tu entorno", afirma. Carmen Rico, desde Aguirre Newman, dice no a la moqueta en zonas de mucho tránsito como cafeterías y zonas de vending, aunque reconoce que "acústicamente es mejor que otro tipo de pavimentos". Por si acaso está entre sus opciones, sepa que no debe recurrir al papel pintado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario