Los seis pecados capitales del jefe


Parece que en tiempos de crisis se agudiza aún más la 'histórica' batalla que ha existido siempre entre jefe y empleado. Así lo recoge un estudio de la consultora Otto Walter que asegura que el 42% de los directivos españoles no están a la altura de su puesto, según la opinión de sus empleados. ¿Cúales son entonces los peores defectos de los jefes? Opine.

Y es que en un clima de tensión como el actual, en el que hay despidos, recolocaciones o congelaciones salariales, un mal jefe puede generar malestar, empeorar la situación y aumentar la desmotivación del personal.

Desde Otto Walter han querido señalar seis aspectos que los empleados valoran como negativos de sus mandos superiores:

1. El reconocimiento poco y malo

Es el aspecto peor valorado de los mandos. Solo un 43% logra que su jefe, al menos una vez al año, le diga de manera formal que está satisfecho de su trabajo y sólo un 60% de los empleados siente claramente que se valora su labor.

2. Mucho estrés y poco 'tacto'

Gestionar correctamente las emociones propias y del equipo es otra asignatura pendiente de los jefes. Los trabajadores afirman que el 40% de los jefes genera presión negativa, estrés y agobio, y que el 44% no es capaz de reconocer sus errores o limitaciones. Casi un tercio (30,4%) asegura que su superior no controla sus prontos y se descontrola dando más voces de lo debido.

Por si esto fuera poco, tan sólo 1 de cada 3 jefes es reconocido como capaz de cambiar fácilmente de opinión cuando se le argumentan otras alternativas, y sólo la mitad (55%) suele sumar ideas en vez de imponer siempre la suya. Apenas la mitad de los jefes (55%) tolera bien que los demás se equivoquen.

3. El 'ven pacá' en exceso

Un 44% de los empleados reconoce que su jefe suele citarles con el tipo de llamada 'ven pacá'. Además sólo la mitad de los colaboradores afirma que su jefe dedica tiempo suficiente a su gente (49,7%).

4. 'Reunionitis' desastrosa

La puntualidad en inicios y finales es deplorable, sólo un 44,4% de los jefes cumple los horarios establecidos según los empleados, que además en muchas ocasiones son convocados sin saber ni para qué. Ni siquiera la mitad de los jefes (48%) tiene planificadas reuniones periódicas del equipo para compartir información útil.

5. Del 'búscate la vida' a la 'venta de moto'

La dirección y seguimiento del equipo también deja bastante que desear. Los empleados afirman que sólo el 41% de sus jefes no va directo a los fallos cuando controla el trabajo que han hecho y tan sólo el 66% los aprovecha para aprender en vez de limitarse a echar la bronca ante el error.

Desde Otto Walter aseguran que la mitad de los jefes cuando delegan algo importante se limita a dar el objetivo y aplicar el 'búscate la vida' en vez de dedicar tiempo para que queden claras las acciones y posibles incidencias.

Eso sí, el 78% de los trabajadores reconoce que sus jefes dejan muy claros los objetivos, aunque 1 de cada 3 percibe 'ventas de moto' en vez de decisiones razonables y consecuentes. Por otro lado los trabajadores aseguran que el 66% de los mandos delega adecuadamente, explicando bien las cosas y dando respaldo, mientras 1 de cada 3 'encasqueta sin más'.

6. El 'siempre positivo nunca negativo'...

Esta frase no parece cumplirse ya que el optimismo se reconoce sólo en el 68% de los jefes. Los empleados también afirman que el 29% de sus jefes no fomenta el trabajo en equipo. Además sólo el 70% afirma que su superior suele hablar bien del resto de áreas de la empresa y de la dirección de la compañía y 1 de cada 3 trabajadores no ha podido afirmar que su jefe sea un buen comunicador o que les traslada valores y normas de la compañía.

Pero todo es negativo para los mandos de las empresas españolas según sus trabajadores, que aprueban su comportamiento respetuoso con ellos y la lealtad que tienen hacia la empresa.

En el estudio han participado 4.312 trabajadores que han evaluado a 712 jefes de grandes y medianas empresas. Si no ha participado en él, opine ahora. ¿Cúal es el peor defecto de su jefe?

No hay comentarios:

Publicar un comentario