¿Cómo afecta la crisis internacional al comercio de la región?


Las exportaciones del conjunto de países de la región muestran una caída del 30,9% en el primer semestre de 2009, si se las compara con las del mismo período del año anterior.

Recientemente, la Cepal lanzó una nueva edición de su publicación periódica “Panorama de la Inserción Internacional de América Latina y el Caribe”. De sus páginas pueden extraerse datos actualizados que dan cuenta del efecto que la crisis internacional ha tenido para el comercio internacional de los países de la región.

Un primer análisis muestra que las exportaciones han caído un 30,9% en el primer semestre de 2009, si se las compara con las del mismo período del año anterior.

Un enfoque de más largo plazo demuestra que el valor de las exportaciones había sido creciente en los años previos, con tasas de más de dos dígitos que llegaron al 23,9% de variación interanual en el primer semestre de 2008. A partir de entonces se desata con más fuerza la crisis que comenzó afectando a los países desarrollados y ya en el segundo semestre de 2008 el nivel de crecimiento de las exportaciones se redujo al 7,4%. Durante la segunda mitad del año pasado, el volumen de las exportaciones registró una caída del 0,1%, que fue más que compensado por un crecimiento del 6,8% en los precios de exportación. En la primera mitad de este año, la caída se verifica tanto en precios como en volúmenes. Los primeros se reducen 18,3% en tanto que los segundos lo hacen un 15,3%.

El análisis de las importaciones de la región muestra una caída similar a la de las exportaciones para el primer semestre del año (29,1%). Pero a diferencia de estas, la merma se debe más a menores volúmenes (-25.3%) que a variaciones negativas en los precios (-5%). Otro punto de contacto entre exportaciones e importaciones es que la evolución de las últimas también presenta una desaceleración de su crecimiento en el segundo semestre de 2008. En la primera mitad de aquel año crecieron un 28,6%, en tanto que lo hicieron sólo un 17,3% hacia el final del período.

Los datos reflejan un doble efecto de la crisis internacional para el comercio latinoamericano. En primer lugar, menores volúmenes de comercio, que afectaron más a las importaciones. En segundo lugar menores precios, que impactaron con mayor fuerza en las exportaciones. Este segundo efecto de la crisis está dado por la caída de los precios de los commodities y altera los términos de intercambio de la región. No obstante, los precios de los bienes que se exportan continúan en niveles históricamente altos.

Pese al menor comercio, las caídas prácticamente equivalentes de exportaciones e importaciones han permitido a la mayoría de los países mantener en superávit sus cuentas externas, uno de los pilares del crecimiento de los últimos años.

En cuanto a los destinos y orígenes del intercambio comercial latinoamericano, las exportaciones más afectadas del primer semestre son las que se dirigen al mundo desarrollado. Los envíos a Estados Unidos y a la Unión Europea se redujeron un 35,3% y un 36,3%, respectivamente.

Lo mismo puede decirse de las importaciones provenientes desde los Estados Unidos, que cayeron 29,8% y de las de Asía (excluida China) que se redujeron 29,1%. Por su parte, el intercambio comercial con el Gigante Asiático es el que menos decae, tanto en exportaciones como en importaciones.

El comercio entre los países de la región se resintió alrededor de un 30%. Esta caída es importante, sobre todo si se tiene en cuenta que el intercambio entre estos países tiene un mayor componente industrial y de valor agregado que las exportaciones que se realizan al resto del mundo.

Noticia Aportada por; Óscar Rueda, alumno del Máster en Comercio Internacional del Instituto Europeo Campus Stellae

No hay comentarios:

Publicar un comentario