Ikea y Nivea lideran el ranking de las marcas ecológicas


Los productos verdes se cuelan cada vez más en la cesta de la compra. Sin embargo, un estudio revela cómo la mayor parte de sus potenciales clientes los consideran excesivamente caros. Ikea, Nivea y Dove son las marcas más ecológicas y los países emergentes son los mercados donde más crecerá la venta de estos productos.

Las características ecológicas parecen afianzarse como uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de decantarse por una u otra marca. Una preferencia de compra en la que se impone Ikea, según el estudio Green Brands Survey 2009.

La firma sueca de muebles y decoración no es la favorita en ninguno de los países donde se ha realizado el estudio (Francia, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, China, Brasil e India), pero es la que más veces se repite en el ranking de las 10 marcas más verdes. En concreto, en Alemania (la cuarta) Francia (quinta), EE UU (octava) y China (décima). Junto a la empresa nórdica, las marcas ecológicas que más empatía generan son Nivea, Microsoft, Dove (de la multinacional Unilever) y The Body Shop, la cadena de distribución cosmética del grupo L'Oréal.

Pero las tendencias de consumo difieren mucho de un país y a otro. Y, aunque pueda sorprender, los mercados emergentes son los que más apuestan por los productos verdes. En India, el 78% de los consumidores encuestados asegura que va a aumentar en el próximo año el consumo de marcas ecológicas, mientras que en China y Brasil alcanzará el 73%. Sin embargo, en las cuatro grandes economías donde se ha realizado la encuesta, este porcentaje se reduce, aproximadamente, al 40%.

"Desde el punto de vista político, esto cambia la perspectiva que tenemos de los países emergentes y, desde el punto de vista económico, muestra que el mercado de las marcas y productos ecológicos es incluso mayor de lo que se esperaba", asegura Scott Siff, vicepresidente de Penn, Schoen & Berland Associates (PSB) la consultora que ha elaborado el estudio junto a otras firmas como Cohn & Wolfe, Landor Associates y Easy Environment Partners.

Sin embargo, la mayor parte de los consumidores -independientemente del país en el que residan- considera que las marcas verdes son excesivamente caras. Esta percepción alcanza al 77% de los franceses encuestados, al 69% de los británicos, el 64% de los estadounidenses, 58% de los alemanes y el 55% de los chinos.

India prioriza el medio ambiente

El estudio Green Brands Survey 2009 recalca la prioridad que otorgan los ciudadanos de países emergentes a las marcas que menos perjuicio generan al medio ambiente. Sobre todo en India, donde 58 de cada 100 ciudadanos asegura que, a la hora de decidir la compra, considera muy importante que la enseña en cuestión sea respetuosa con el medio ambiente. Lo mismo sucede con el 54% de los brasileños y el 45% de los chinos. Sin embargo, sólo el 15% de los británicos o el 20% de los alemanes cree que éste es uno de los aspectos más relevantes al hacer la compra. Pero los consumidores de países emergentes también critican el modo de comercialización de este tipo de productos. En concreto, el 50% señala su difícil identificación, por ejemplo, a través de su etiquetado. "Los consumidores esperan que las empresas reciclen, utilicen una energía eficiente, reduzcan el embalaje y apuesten por la innovación ecológica", apunta Dan Esty, director general de Esty Environmental Partners.

No hay comentarios:

Publicar un comentario