¿Quiere hacer negocios en Internet? Sepa cuál es la mejor ruta a seguir


Olvídese del mito que dice que Internet no da dinero, que es un sector muy complejo técnicamente o que es inestable. "Internet ya no es un campo de chollos, pero es un medio maduro", comenta Joaquín Mouriz desde la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI), e incluso llega a ser más barato a la hora de desarrollar una empresa online. "Los costes no son una barrera de entrada". Pero ¿cuáles son las claves para hacer negocios en la Red con éxito?

Expertos, inversores y empresarios de Internet consideran que el diseño, el potencial global para operar a nivel multinacional y la interacción con los clientes son algunos de los factores a tener en cuenta. Aunque conviene no olvidarse de algunos aspectos fiscales específicos o la relación con las empresas proveedoras de servicios web.

Diseño externo

Operar en Internet requiere una gran dependencia del área técnica, pero no se asuste. "Diseñar una web a medida hoy día no es una barrera como podía ser hace diez años", explica Mouriz. "El diseño y la tecnología tienen soluciones rápidas", añade José Antonio Paunero, miembro de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI): "Hay plantillas predefinidas, servicios gratuitos y muchas herramientas web", y siempre puede recurrir a una empresa externa que le proporcione la plataforma. Eso sí, conviene que sepa que, por defecto, los derechos de propiedad intelectual de la web son de quien realiza el diseño. "Por eso siempre es conveniente aclararlo cuando se contrata a alguien que nos haga la página", prosigue Paunero, además de saber elegir el proveedor. Así lo considera Fernando Claver, director de Total Publishing: "Una mala elección de la compañía de hosting te va a hipotecar el futuro".

Fiscalidad

Fiscalmente un negocio online se comporta igual que una empresa offline. "Pero existen legislaciones específicas", dice Mouriz, "como regular la protección de datos de nuestros clientes o el cumplimiento de la LISI (Ley para el Impuesto de la Sociedad de la Información)". Además, "no estamos limitados a vender en nuestro país, por lo que hay que estar al tanto de todas las normativas de comercio exterior". ¿Y existen los paraísos fiscales en Internet? "Depende de donde vendas", añade Paunero, "pero en principio estar alojado en un servidor de otro país no tiene connotaciones fiscales".

Negocio global

Otro punto a tener en cuenta es el carácter global de Internet. "Un problema es que pensamos sólo en el mercado español, y así lo que haces es limitarte. Hay que conocer la competencia, tanto local como internacional y estar abierto a la posibilidad de que llegues a mercados con los que en principio no contabas. Hay que pensar que vas a vender internacionalmente", comenta Paunero.

Interacción con el cliente

"Si fallamos al cliente, no le va a costar nada navegar hasta nuestra competencia", arguye Mouriz sobre la necesidad de establecer una relación muy directa con los clientes. "La atención al cliente en Internet es un aspecto tremendamente importante, porque ese feed back es el que va a orientarnos sobre el camino a seguir en la evolución de la empresa".

Soluciones improvisadas

Internet es un medio en continua evolución, por lo que una empresa que opere en la Red está sujeta a muchas variables. Juan Palacio, consejero delegado de Safe Creative, cree que hay que perderle el miedo a la posibilidad de que el negocio planificado no fructifique, porque siempre pueden aparecer alternativas: "Puedes tenerlo todo planificado y creer que tu idea va a funcionar, pero al final será Internet quien te diga si funciona o no".

Posicionamiento en la Red

Por último, no se olvide de promocionarse. "Es fundamental invertir en posicionar la web dentro de buscadores como Google", concluye Mouriz, "porque si nadie sabe que existimos o no pueden encontrarnos, no sirve de nada crear una empresa en Internet".

No hay comentarios:

Publicar un comentario