Publicidad intrusa por el móvil



Para los que tengan prisa, la respuesta está en la última línea para el resto, tengo el gusto de dedicar este comentario a los compañeros y familiares que en las últimas semanas parece que se han puesto de acuerdo para quejarse por los indeseables mensajes publicitarios recibidos en sus móviles. Algunos de ellos, antes de explicarme su caso, han llamado al teléfono de atención al cliente de su operador para conocer de primera mano que su proveedor de servicios móviles “no tiene nada que ver” con dichos anuncios.

-¿Pues si ustedes no tienen nada que ver, dígame a dónde dirigirme?, me dicen que respondieron algunos.

Pues bien, en la web de la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones se explica claramente que la normativa aplicable en esta materia prohíbe enviar comunicaciones publicitarias sin que hayan sido solicitadas o expresamente autorizadas previamente por el destinatario.

Debe recordarse, no obstante que en numerosas ocasiones, la persona que adquiere un bien o contrata un servicio presta su consentimiento para recibir publicidad. ¿Cuántas veces rellenamos impresos para promociones, para participar en el sorteo de un coche o de un televisor con la pantalla plana, y desvelamos alegremente nuestro número de móvil?.

Pues bien, al grano, todos aquellos agraviados por la publicidad intrusiva, recibida sin su consentimiento explícito, pueden denunciar los hechos ante la Agencia Española de Protección de Datos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario