"Para crear empleo hay que rebajar las cotizaciones a la Seguridad Social"


Pasa por ser una de las mentes más lúcidas del panorama político y empresarial español y, también, de las más abiertas. Madrileño, de 63 años, e ingeniero industrial, Javier Gómez-Navarro ha sido secretario de Estado de Deportes, primero, y ministro de Comercio y Turismo, después, en los gobiernos de Felipe González. Pero, sobre todo, es un empresario, presidente de la consultora MBD y de Aldeasa, lleva cuatro años al frente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio.

¿Cómo valora la remodelación del Gobierno y, en especial, el nombramiento de Elena Salgado para dirigir la economía?

Creo que hay que dar un voto de confianza al Gobierno. El equipo económico anterior había entrado en una situación de parálisis. Pero, además, pienso que las dos personas alrededor de las que gira tienen las cualificaciones y la capacidad para hacerlo bien. Elena Salgado tiene la formación, la experiencia y el carácter necesarios. Y Chaves es un gran político, que sabe escuchar.

Precisamente para ayudar a combatir el desempleo el gobernador del Banco de España ha reclamado una reforma laboral urgente y desde la CEOE se insiste en el abaratamiento del despido.

Nosotros hemos planteado insistentemente que lo que hay que hacer no es abaratar el despido, sino abaratar el coste del trabajador y eso supone reducir los costes de la Seguridad Social. Hemos hablado con los sindicatos y con los partidos políticos y, a medida que pasa el tiempo, todo el mundo está más abierto a este planteamiento porque cada vez son más conscientes de que esto permitiría reducir el desempleo y una capacidad mayor de crear nuevo empleo. Ésta es la medida prioritaria.

¿Antes, incluso, que una rebaja del Impuesto de Sociedades?

Esta sería una medida que tendría poco efecto presupuestario porque, al haber pocos beneficios, el Impuesto de Sociedades no es relevante desde el punto de vista de la recaudación, pero tampoco sería relevante desde el punto de vista de la creación de empleo. La única medida relevante desde el punto de vista fiscal para revitalizar el mercado de trabajo es bajar las cotizaciones a la Seguridad Social y garantizar la financiación de las prestaciones sociales con una subida del IVA. Que el sistema de protección social se financie no sólo con lo que se produce, sino también con lo que se consume, venga de donde venga, es muy positivo y mejora la competitividad de las empresas. Para nosotros es la medida primera y la que habría que tomar con más urgencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario