El déficit comercial se dispara: las exportaciones crecen un 0,5% frente al 5,3% de las importaciones


Másteres y cursos
Becas, formación gratuita para trabajadores
Financiación sin intereses y prácticas en empresas
info@campus-stellae.com
www.campus-stellae.com
0034 + 981 522 788
0034 + 630327998



El déficit comercial, uno de los desequilibrios que llevaron a España a la crisis sumó 11.882 millones de euros en el primer semestre, casi el doble que los 5.824 millones del mismo periodo en 2013. 

Parte del desequilibrio se explica por la dependencia energética española del exterior. El superávit no energético alcanzó los 8.416 millones de euros, pero el déficit energético se elevó a 20.299 millones, un 3,5% menos que hace un año.

A pesar de los sacrificios para intentar corregir el déficit comercial, como la moderación salarial, el balance de enero a junio es que las exportaciones crecieron un 0,5% respecto a los seis primeros meses de 2013 mientras que las importaciones se dispararon un 5,3%.

Aunque el volumen de las exportaciones sumó en el primer semestre el máximo de la serie histórica, 119.265 millones, la mayor cifra desde 1971, las importaciones alcanzaron los 131.147 millones.

En términos reales, teniendo en cuenta la evolución de los precios mediante los Índices de Valores Unitarios (IVU), el crecimiento de las exportaciones fue del 0,9%, mientras que las importaciones aumentaron un 8,1%. 

"El impulso de la demanda interna por la recuperación económica está motivando en gran medida el crecimiento de las importaciones", destaca el ministerio de Economía.


Problemas por la fortaleza del euro


"Se advirtió una desaceleración de la demanda de los países extracomunitarios, ocasionada por la debilidad de algunas economías emergentes y por la revalorización que experimentó el euro en este periodo, lo que encareció las ventas de España", avisa Economía.

Las exportaciones a países de fuera de la eurozona disminuyeron un 3,1% interanual, por lo que sumaron el 36,4% de las ventas al extranjero. "Sin embargo, fue destacable el crecimiento de las ventas a Corea del Sur (85,5% interanual), a Japón (26,5%) y a México (12,0%) y el notable aumento de las destinadas a Estados Unidos (12,3%)", añade el Gobierno.

Las ventas a la Unión Europea crecieron un 2,6%, frente al 3% de las destinadas a la eurozona. 

Los sectores de mayor relevancia en la exportación en lo que llevamos de 2014 fueron alimentación, bebidas y tabaco, cuyas exportaciones aumentaron un 5,7% en el periodo y representaron el 15,8% del total, el sector del automóvil que incrementó sus exportaciones un 5,5% y supuso el 15,2% del total, y el sector de manufacturas de consumo, cuyas ventas al exterior crecieron a una tasa del 4,3% y representaron el 8,7% del total.

 

El Gobierno defiende la competitividad española


El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha negado que la desaceleración de las exportaciones y el incremento de las importaciones tuviesen que ver con temas de competitividad, y lo atribuyó a un panorama exterior adverso.
"La atonía de la actividad de Europa, la desaceleración profunda que se ha producido en economías emergentes y la fortaleza del euro han motivado los últimos datos de balanza comercial", indicó.

El secretario de Estado destacó que la competitividad española, medida por costes laborales unitarios, siguió mejorando en el primer semestre de 2014, lo que supone una señal positiva ante el futuro. Asimismo, el responsable de Comercio destacó que, pese a la desaceleración de las exportaciones, España continúa teniendo superávit comercial con sus principales socios.

"España no aspira a construir un modelo exportador basado en precios bajos y costes bajos, sino en tecnología y capacidad competitiva", reseñó el secretario de Estado de Comercio, quien se congratuló por el giro que ha dado la economía española en los últimos meses, pues, según afirmó, ya no vuela solo con el motor de la demanda exterior, sino también con el de la recuperada demanda interior.

Asimismo, García-Legaz se mostró optimista con respecto a la marcha de la balanza comercial hasta finales de año, al considerar que las exportaciones en el sector turístico aminorarán el déficit actual y lograrán situar la balanza en superávit, como sucedió en 2013.

No obstante, la situación de atonía en la Unión Europea seguirá repercutiendo en el valor de las exportaciones, lo que obligará a buscar nuevas alternativas. "Lo que hay que hacer es ayudar a nuestros exportadores a encontrar mercados que sí crezcan", dijo el secretario de Estado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario