Así es la oficina de "renting": todo se puede alquilar con ventajas fiscales


Si le preguntan por activos para su empresa que puede incorporar en régimen de alquiler, seguro que le vendrán a la mente los más habituales como una frugoneta, un coche para el comercial, el local o nave para almacenar stock.. y poco más. Quizá no sepa que todo, absolutamente todo lo que necesita para poner en marcha un negocio, montar una oficina o un despacho profesional, se puede alquilar. Y además con muchas ventajas, entre ellas las fiscales.

"El renting tecnológico está en el punto de mira de los directores financieros porque no origina endeudamiento, señalan desde Econocom, compañia de servicios de alquiler de nuevas tecnologías (IT). Explican que uno de los principales reclamos para alquilar ordenadores, impresoras, redes y demás tecnología es su posibilidad de desgravarlo en cuenta como gasto.

Y es que desde que entró en vigor la nueva normativa contable el año pasado, los equipos y bienes en renting son considerados arrendamiento operativo, por lo que no contabiliza en la deuda y todos los pagos que se hacen por ellos (en cuotas mensuales, por lo general) son deducibles.

Por otra parte, como sucede en el caso de los vehículos, la fórmula del alquiler facilita la renovación y modernización de los equipos en unos activos que se devalúan con rapidez y requieren de un costoso mantenimiento.

Además, ¿se había planteado que hasta las plantas de interior las puede adquirir con esta fórmula? Veamos cómo se monta y cuánto cuesta la oficina en renting.

Mobiliario completo, en cómodas cuotas:

Hasta el flexo del escritorio. En empresas como Home Essentials montan una oficina o despacho, desde el suelo hasta el techo, para el periodo que se necesite, desde un mes hasta más de un año. "El servicio más demandado por las empresas consiste en amueblar un piso para algún foráneo que llega para quedarse durante un periodo de tiempo determinado de tres, seis meses..", explica Flora Quevedo, responsable de compras.

Sin embargo, se adaptan a todas las necesidades. Le hemos pedido, por ejemplo, el presupuesto para amueblar una oficina. Y empezamos a contar: una librería o estanterías varias, mesa de escritorio y sillas, sofá de tres plazas, mesa de centro, mesa de esquina, lámparas de mesa y lámparas de flexo. Total unos 150 euros al mes, incluido el transporte para trasladar de ida y vuelta el mobiliario y la fianza que se devuelve.

Una de las principales ventajas de esta fórmula radica en que no hay que hacer un desembolso muy elevado desde el principio. Y en caso de que se quieran adquirir los muebles, se puede hacer en cualquier momento. Además, se incluye en el precio un servicio de mantenimiento y reparación durante todo el periodo de alquiler y se puede cambiar el mobiliario a diferencia del que se compra, que no se puede devolver.

Ordenadores y páginas impresas en alquiler:

En una de las opciones que más demanda está empezando a tener en nuestro país por las ventajas financieras que ofrece. Y si bien hace sólo un par de años era algo prácticamente desconocido, en estos momentos, multitud de empresas empiezan a ofrecer estos servicios a precios cada vez más ajustados.

Una de ellas, NG Servicios de Tecnología, asegura que por apenas 23 euros al mes por equipo se puede renovar el parque informático de la empresa. Hemos presupuestado para una pequeña oficina un equipo de gama ofimática junto a otros dos de gama multimedia, más avanzada, y nos suma un total de 83 euros al mes. Aunque lo más sorprendente es la fórmula del Rent and Print, es decir, pagar sólo por las páginas que se imprimen.

Lo ofrecen compañias como Oki o Xerox y consiste en que se paga sólo por un paquete de copias mensuales impresas. Es decir, se paga en función de páginas que se estima que se vayan a utilizar (500, 1.000, 2.000), ni más ni menos, teniendo incluido, por supuesto, el equipo que tiene en la oficina. El presupuesto que ofrece la empresa Recol, en el que hemos considerado el alquiler de una multifunción con el tope de 2.000 páginas al mes arroja una cuota de 104 euros. Otra de las ventajas es que la empresa se hace cargo del mantenimiento integral del equipo.

También cuadros y objetos de arte:

En la decoración de un despacho, y al margen del mobiliario, uno de los artículos que mayor desdembolso puede acarrear son los cuadros, sobre todo si se trata de originales de calidad. También éstos se pueden alquilar. La empresa Esfera del Arte lleva 15 años dedicada a esta actividad con clientes como Gómez-Acebo y Pombo, Antena 3, Reyal Urbis y HSBC, entre otras.

Y la horquilla de precios, infinita. Desde la módica cantidad de 40 euros al mes hasta 50.000 euros o más. Como explica su directora gerente Viveca Bachrach, "la couta de alquiler mensual es siempre un 2 por ciento sobre su valor de la obra". Hay para todos los gustos y también se pueden contratar obras por encargo. Además, si se quisiera adquirir la obra alquilada, se aplica sobre el precio un descuento del 50 por ciento correspondiente a las cuotas ya pagadas.

Y todas las plantas, naturales o artificiales que se quieran:

En una práctica muy habitual para la organización de eventos, pero cada vez se solicita más para la decoración de empresas.

Plantas naturales o artificiales y adornos florales de todo tipo se pueden alquilar con la ventaja que supone el mantenimiento integral y la renovación periódica que ofrecen las empresas especializadas. "Las plantas se pueden estropear con facilidad por causas naturales, en ese sentido, el servicio de alquier incluye un mantenimiento mensual para que estén siempre intactas", señala Luis Cuadrado, responsable de decoración de la empresa Diseño Arte Floral.

Más habituales son los servicios puntuales que demandan las empresas en momentos señalados, como por ejemplo la Navidad. Así, el cliente puede disponer de una decoración acorde con una fecha así, durante un periodo limitado de tiempo, mes y medio, como mucho, por una cuota reducida, a partir de 37 euros, y sin tener que hacer un gran desembolso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario