Si quiere saber cómo es su cliente, el marketing 'online' le da las claves


Hace cinco años, si una pyme quería verse anunciada en un medio audiovisual tenía que recurrir al anuncio en el cine de su barrio o a la cuña de radio. Ahora hay un nuevo medio, Internet, y una nueva oportunidad de promocionar su producto o marca y llegar a una cantidad de público hasta ahora inimaginable por un coste muy inferior al del medio que hasta ahora se suponía como la gran arma de la publicidad, la televisión.

Ricardo Pérez, profesor de sistemas y tecnologias de la información de IE Business School, asegura que "la gente está aprendiendo a usar este medio", y lanza un mensaje de prudencia: "Hay que probar cosas nuevas, pero siempre con algo en mente: ¿me sirven en cuanto al cliente?".

Por otro lado, Hugo Olivera, director creativo ejecutivo digital de Mccann, se muestra entusiasmado: "Es una revolución" afirma rotundamente, "el marketing online está alcanzando su periodo de madurez, gracias a que ahora el acceso a Internet es universal".

Posiciónese en Internet...

Pero el concepto de marketing digital es muy amplio, ¿qué herramientas concretas ofrece? "La forma de marketing online más normal es la del banner (una imagen o animación dentro de una página web)", comenta Hugo Olivera. Sin embargo, Ricardo Pérez advierte de que "el banner es un espacio para empresas que quieren construir marca, el espacio para pymes es otro".

El Search Engine Optimization (SEO) consiste en saber colocar su página en los primeros puestos de los buscadores de Internet, gracias a métodos que van desde escribir palabras y frases que los usuarios vayan a introducir en el buscador hasta enlazar internamente los contenidos de manera ordenada. Una herramienta similar es el Search Engine Marketing (SEM) que consiste en elegir las palabras clave adecuadas y, mediante una subasta, acceder a uno de los enlaces patrocinados de los buscadores más importantes.

... y no olvide ofrecerle al cliente lo que quiere

Sin embargo, tenga en cuenta que no sirve de nada que encuentren su web si ésta no cumple las expectativas. "Parece que lo más importante es invertir mucho en búsqueda, pero lo primero es ofrecer lo que busca el cliente, normalmente elementos de interacción y transacción", explica Ricardo Pérez.

Sin embargo, el marketing online no es la piedra filosofal de la publicidad y hace falta saber emplearlo correctamente. "Si subimos un vídeo cualquiera a Youtube es como tirar una gota en el océano. Lo que tienes que hacer es intentar destacar", aconseja Hugo Olivera, "el marketing digital requiere un estudio previo para saber cuáles son tus objetivos y decidir qué hacer en consecuencia". Y como siempre, al final "la mejor campaña digital empieza con un buen producto", sentencia Olivera.

Las ventajas del marketing digital con respecto a otros modelos de mercadotecnia son muchas:

Medición del impacto: La respuesta por parte del público objetivo se puede medir de una forma precisa y rápida. Se puede saber en qué página se ha visto el anuncio, si se ha visto en más de un sitio, durante cuanto tiempo, etc.

Respuesta del cliente: La reacción del consumidor puede llegar ahora hasta el anunciante, permitiéndole conocer la opinión general acerca de sus productos e identificar los valores negativos que se le encuentran. "No se limite a decir lo bueno que es su producto, ofrezca algo a cambio si hay problemas. Si un cliente habla bien de su empresa, tiene mucho más valor que lo que diga usted", argumenta Ricardo Pérez.

Mensajes personalizados: El mensaje se puede personalizar, por lo que resulta más cercano al receptor. Además, se puede segmentar el público objetivo de manera más precisa, por lo que hay una mayor probabilidad de que el mensaje le resulte interesante al cliente potencial.

Coste: El coste de las acciones de marketing en este medio se reduce de manera drástica. Olivera pone un ejemplo: "Donde antes hacías una revista corporativa, ahora con un simple blog puedes gestionar toda la comunicación de tu empresa".

Interacción: "Tener a un cliente potencial interactuando con tu marca diez minutos era algo impensable hace años", comenta Olivera. Ahora un internauta puede navegar por la página de una empresa, informándose de sus productos y de los valores de la compañía, lo que puede aumentar la fidelización y genera una sensación de transparencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario