El consumidor post-crisis; de pasividad a la acción


La crisis económica ha hecho que se cuestione el modelo de capitalismo, el sistema financiero y el sector se ha cuestionado hacia dónde se dirige. Y ha sido justo durante esta etapa cuando el consumidor ha tenido la oportunidad de tomar el mando y decir hacia dónde hay que dirigirse. John Gerzema, jefe de tendencias de Young & Rubicam, habla del "consumidor post-crisis".

"El consumidor ha pasado de la pasividad a la acción. Es el que tiene el poder. La actual crisis ha hecho que el consumidor tome las riendas de su consumo, mire más lo que compre y lo haga con su dinero, y ya no endeudándose. Esto está provocando que se pase del consumo irracional al consumo inteligente, a producir pensando en la calidad más que en la cantidad", explica Gerzema.

Para el directivo de Y&R, se han originado cuatro grandes cambios en la actitud de los consumidores a raíz de la crisis:

1. Se ha pasado al consumo déclassé. Ya no está bien visto despilfarrar, "hay mucho menos artificio", la austeridad se ha puesto de moda. Y los anunciantes se están adaptando a la realidad de los consumidores: adaptan los precios, los empaques, etc.

2. Juego limpio. "El consumidor quiere transparencia, honestidad y valores por parte de los anunciantes". Quieren ver cómo las marcas "arriman el hombro".

3. La vida es una maratón, no un sprint. Ahora se mira más a largo plazo, "el consumidor busca que todo dure más". El consumidor comienza a tenerse en cuenta a sí mismo y a la sostenibilidad.

4. Consumo cooperativo. Los consumidores se unen entre ellos para enfrentarse al mercado. De ahí el crecimiento de la importancia de los comentarios de otros consumidores. "Esto es una oportunidad para las marcas de ejercer de organizadores de esas comunidades de consumidores".

No hay comentarios:

Publicar un comentario