Así sera la red del futuro


"Mi sueño es una web en la que las máquinas sean capaces de analizar todos los datos (contenido, enlaces y transacciones entre la gente y los ordenadores). La web que haría esto posible, está todavía por llegar, pero cuando llegue, la rutina de nuestras compras, burocracia y vida diaria será gestionada por máquinas hablando con máquinas”. Con estas palabras Tim Berners-Lee, padre de Internet y responsable del consorcio W3C, define lo que será la Web semántica, la próxima evolución de Internet y salto a la Web 3.0. Un futuro tecnológico que irá de la mano, entre otros, del desarrollo de la televisión a través del móvil, los sistemas de geolocalización, las etiquetas inteligentes, las redes sociales especializadas y los microformatos.

Triunfo de lo virtual

Los teóricos de Internet lo tienen claro: la Web futura será el triunfo del mundo virtual y de la inteligencia de las máquinas. Habrá una mayor interacción de máquinas, vehículos, sensores y todo tipo de dispositivos. También el móvil alcanzará su madurez para convertirse en el medio fundamental de acceso a la Red por delante incluso del ordenador. Otros ubican en la Web 3.0 la unificación de las redes sociales para lograr que el usuario tenga una sola identidad en Internet. Pero, por encima de todo, facilitará la gestión de datos gracias a su desarrollo semántico.

“Aún queda por mejorar las herramientas de detección y filtrado de contenidos”, apunta Julio Alonso, director general de Weblogs, para quien “la aparición del terminal todo en uno será el cambio definitivo”. Eso sí. Para que la Web y los servicios relacionados con ella se desarrollen hace falta más ancho de banda. “En España tenemos el más lento y caro de Europa”, asegura Carlos Blanco, CEO de Grupo Itnet.

Mientras tanto, la actual Web 2.0 ya ha iniciado su transformación hacia redes sociales verticales o especializadas, una evolución hacia la 3.0. Algunos embajadores de este futuro son propuestas como la de Moterus.es (red social pensada sólo para moteros), Catódicos.com (adictos a la televisión) o Dogster.com (el mundo de los perros). ¿Significa esto que hay que dar por muerta la Web 2.0? “De ninguna manera, simplemente es una evolución. Aunque sí es cierto que las redes sociales generalistas ya han alcanzado su máximo”, señala Julio Alonso.

En la misma línea, Carlos Blanco afirma que con el paso del tiempo “los usuarios irán participando en redes sociales cuyas temáticas sean de su interés. Viviremos un auge de portales especializados al igual que ya pasó hace muchos años con los generalistas”. Y no sólo eso. “En la Web 3.0 habrá una mayor integración de texto, audio y vídeo”, añade Alonso. Antes será necesario salvar un escollo que el propio director general de Weblogs explica: “Tenemos todavía una asignatura pendiente en lograr que el vídeo sea indexable y enlazable”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario