¿Quién responde a quién? Las preguntas que debemos hacer en una entrevista laboral


Con 3.808.353 parados según la última cifra del Inem y sin perspectiva de mejorar a corto plazo, es mucha la presión que cae sobre los hombros de aquellas personas que acuden a una entrevista para conseguir empleo. Ahora le demostramos que el entrevistador también puede temer nuestras preguntas. Debemos despejar cuál es nuestra postura ante dicho puesto y que nos quede claro qué nos está 'vendiendo' la empresa. ¿Quién entrevista a quién?

El objetivo de toda entrevista es dar a conocer al entrevistador las habilidades y la experiencia que una persona posee para el puesto que ofrece la empresa. Hasta aquí bien, pero, ¿conoce el entrevistado bien el puesto al que opta o las circunstancias con las que tendrá que enfrentarse si finalmente consigue el puesto?

¿Qué debe preguntar?

La entrevista debe ser un lugar de encuentro para que empresa y candidato se conozcan mutuamente. Antes de aceptar un trabajo es importante conocer si hay problemas internos, cuál es el ambiente laboral o tener claro las funciones del puesto... En definitiva, cuestiones que una vez dentro nos pueden afectar al desempeño de las tareas diarias, por lo que desde la web del consultor Senior Manager recomiendan hacer sin miedo una serie de preguntas al entrevistador en la primera toma de contacto con la empresa:

1. "¿Qué prioridades tendría que encarar de forma inmediata?"

A veces el puesto ofertado es confuso y y el entrevistado no es consciente de las funciones que deberá desarrollar. Así y para evitar sorpresas desagradables, no está demás saber en que situación se encuentra la empresa y el departamento del que formará parte: ¿hay trabajo atrasado? ¿funciona bien el departamento? ¿quiere cambiar la estrategia del mismo o sólo darle continuidad?

2. "¿Cuánto tiempo duró en el puesto la persona a la que estoy sustituyendo?"

Es importante saber si el puesto que va a cubrir es de nueva creación o va a sustituir a otra persona. Se debe investigar si duró poco o mucho y el motivo de su marcha, ya que puede decirle mucho de lo que va a encontrarse.

3. "Me gustaría saber sobre el tipo de gerencia de la empresa"

Si se encuentra ante su futuro jefe, lo ideal sería conocer qué estilo de mando impone: si es de los que se implican con sus trabajadores, si le gusta estar informado de todo lo que pasa o si delega o no. Con sus respuesta podría hacerse un idea de si lau forma de mandar de su superior va con su forma de trabajar.

4. "¿Qué tipo de personalidad buscan en esta empresa o para ese puesto?"

A través de esta pregunta sabrá si las actitudes del puesto son las que más encajan con su forma de ser: pueden buscar un trabajador independiente u otro con mucha experiencia en trabajo en equipo; uno que sepa aceptar órdenes sin rechistar u otro que piense por sí mismo. Además le puede dar una idea del ambiente de trabajo y de cómo serán sus futuros compañeros.

5. ¿Cómo definirían a su empleado ideal?

Al igual que la pregunta anterior, la intención de ésta es saber cómo es la empresa, si estará a gusto trabajando en ella y conocer de primera mano si usted es lo que están buscando.

6. ¿Cuánto tiempo lleva usted aquí?

Aunque esta pregunta sea un tanto controvertida, la respuesta le ayudará a revelar la cultura de la empresa, el estilo de sus jefes y si esto se adapta a sus necesidades, confirmando que cumplen las expectativas.

Una vez analizadas las respuestas, ha llegado el momento de hacerse una idea de lo que verdaderamente es la empresa y lo que le ofrece, así que la decisión está en sus manos... ¿o en las de la empresa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario