El negocio de las gangas por internet se dispara


Las nuevas tecnologías se están apoderando del consumidor. Lo caro se torna barato. Numerosos son ya los clubs privados que se dedican a vender prestigiosos artículos a precios asequibles a través de la web: Privalia, Vente-Privee.com o Buyvip están entre los más conocidos. Tan sólo con un clic se puede solicitar un encargo de marcas, sobre todo de ropa, de primer nivel como Dolce Gabbana o Emporio Armani, cuyo importe puede verse rebajado hasta en un 70% con respecto a los precios de las tiendas corrientes. Un producto de 250 euros podría costar 75 en internet.

El crecimiento del negocio del outlet por internet ha sido del 5% este año, según Privalia, una de las empresas líderes en España del sector de clubes privados de ventas a través de la red. Un dato llamativo en tiempo de crisis que, comparándolo con el descenso del 30% que -según Privalia- han tenido las ventas en las tiendas de España, deja ver el auge de este negocio en la actualidad.

Esta subida, que ha hecho aumentar las plantillas de las empresas, se ha producido en el entorno global de recesión económica. Se debe principalmente a las jugosas ofertas que brindan estas compañías a sus socios, que de media son del 50%.

Romain Aymeric, director comercial de Vente-privee.com en España, asegura en este sentido que ofrecen "productos de temporadas anteriores, ya descatalogados". Si bien, matiza que "no podemos abusar de este modelo porque provocaríamos la quiebra de algunas marcas", en referencia a que los bajos precios propuestos por los clubes podrían reducir en exceso la demanda de productos por los canales tradicionales y poner en cuestión la viabilidad de las propias firmas.

El cofundador de Privalia, Lucas Carné, indica que este incremento tiene que ver con que "el modelo de negocio es bueno", en gran medida, debido a que "este comercio logra satisfacer una demanda del consumidor a la que antes no accedía porque no podía", subraya. Por su parte, Aymeric apunta que los precios bajos de los artículos "resultan determinantes a la hora de crecer en este entorno de recesión económica".

Tanto es el aumento que tienen estas empresas que la compañía cofundada por Carné prevé facturar 54 millones el presente año. Una suma considerablemente superior a la que obtuvieron el pasado año (22 millones de euros). Por otro lado, Vente-Privee.com ha aumentado este semestre un 133% su beneficio en España, en relación con el que registró en el mismo periodo de 2008. Ambas compañías tienen la previsión de seguir creciendo por encima del 100% la temporada que viene. Una cifra que demostraría una progresión en el futuro.

Sin embargo, ese ascenso parece no tener límites para Aymeric. "Tenemos previsto invertir entre 30 y 40 millones a nivel global", afirma. Mientras, Privalia tiene intención de emplear "unos dos millones en España y entre seis y siete en el resto del mundo" para seguir su expansión.

Una compra sencilla: sólo con hacer un clic

El procedimiento para poder acceder a los diferentes artículos ofertados por las empresas es bastante sencillo. El primer paso es entrar en la página web del club en cuestión para registrarse como socio. Sin embargo, puede enlazarse también a través de otras páginas que las publicitan. "Nuestra publicidad es discreta: sólo es a través de internet, ya que pretendemos captar compradores en la propia red, que es nuestro campo de actuación", afirma el cofundador de Privalia. A continuación, el club anuncia al cliente las diferentes fechas en las que se producen las ventas a las que puede acceder apuntándose previamente de manera gratuita. Un aviso que le es enviado a través del correo electrónico. Así, el usuario debe sumarse al proceso de venta 48 horas antes de que este comience.

Las ofertas duran como máximo una semana y, por tanto, el margen de decisión para adquirir un artículo es mínimo. Lo que obliga al consumidor a actuar bajo presión. Una vez que obtiene su pedido, si el usuario está disconforme, puede devolverlo. "No hay problema con las anulaciones de los pedidos. El cliente puede mandar de vuelta su solicitud y recibiría el importe que pagó", explica Lucas Carné en relación a las cancelaciones de los artículos.

Un sector que genera empleo y más clientes

Los trabajadores que se dedican a este tipo de negocio ven cómo cada vez están rodeados de más compañeros. La compañía de origen francés ha dado trabajo este año hasta a 300 nuevos empleados. "Casi un trabajador por día", indica la empresa.

Por su parte, Privalia ha incrementado su plantilla en un 104%, pasando de tener 110 trabajadores a 224. "Pretendemos que el año que viene cerremos una plantilla de unos 350 trabajadores. Seguimos subiendo fuertemente", expresa Carné refiriéndose al incremento de empleados para el 2010. Un aumento espectacular que responde a la fuerte demanda, cada vez más amplia que tiene el sector.

Estos descensos de los precios han provocado que cada vez este tipo de empresas acaparen más clientela. Y es que en la situación económica actual resulta atractivo un servicio que ofrece productos más baratos de lo normal. "Hemos alcanzado 860.00 usuarios", comenta Aymeric en este sentido. Una cifra que refleja un aumento del 30% con respecto a 2008.

La captación de más personas dispuestas a comprar por parte de estas páginas web tiene como resultado, si se toma como referencia los entre 50 y 60 euros que emplean de media los usuarios para adquirir sus pedidos, que las compañías continúen su crecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario