La diversidad es un 'business case'


Una treintena de empresas se han adherido esta mañana al Charter de la Diversidad, un código de compromiso gratuito en su firma y de carácter voluntario para fomentar la cohesión a unos principios de igualdad y de respeto a todas las personas.

El Islam es la religión más practicada en el mundo, en el que el mandarín, el castellano y el inglés son los idiomas más hablados y donde el 90% de la población es de raza negra. A la vista de este panorama Myrtha Casanova, presidenta de la Fundación para la Diversidad, asegura que la diversidad es una evidencia que las empresas tienen que gestionar de forma adecuada porque "es la fuente de la innovación y del desarrollo. El 80% de las compañías que la practican reconocen que es la base de su productividad. La diversidad es un business case en sí mismo".

Casanova, experta en la materia, pronunció estas palabras en el acto de firma del Charter de la Diversidad de treinta empresas, pymes, instituciones y organizaciones que se han adherido oficialmente a este código de compromiso para fomentar la diversidad. Con estas ya son 83 las compañías que se han sumado a esta iniciativa promovida por la Fundación para la Diversidad, una entidad constituida por el Instituto Europeo para la Gestión de Diversidad. Microsoft, Deutsche Bank, Toyota España, Poveda y Noguera Consultores, Bidea y PeopleMatters son algunas de las firmas que se han adherido hoy a este compromiso.

El acto ha contado con la presencia de Francisco Fonseca, director general de la Comisión Europea de España; Ignacio Sola, subdirector general de programación, normativa y desarrollo social del Ministerio de Igualdad; y Javier Benavente y Mar Aguilera, presidente y coordinadora general de la Fundación Alares, respectivamente, entre otros.

Un compromiso muy rentable
En su discurso, Myrtha Casanova hizo referencia a la importancia de gestionar la diversidad: "La inclusión de la mujer al mercado de trabajo obliga a una redefinición de costumbres laborales. En la actualidad hay más personas que superan los 60 años frente a los que tienen menos de 18. Esto tiene un impacto en el orden familiar, el cuidado de los empleados, la seguridad social y el mantenimiento de las pensiones. Las inversiones no pueden soportar este gasto y urge una transformación".

Otro de factor que, en opinión de Casanova, obliga a las empresas a introducir cambios en su organización es la convivencia de cinco generaciones distintas en el entorno laboral: "La tradicional, los baby boomers, la X, la Y y la del milenio, todas tienen concepciones distintas y no podemos vivir sin las aportaciones de ninguna de ellas. Sólo 100 grandes empresas utilizan el mundo como tablero para fomentar la diferencia dentro de su organización".

Según un estudio realizado por el Instituto Europeo para la Gestión de la Diversidad, una de las entidades que constituyen la Fundación para la Diversidad, la inclusión de la diversidad y la conciliación supone resultados como la reducción de la rotación de sus empleados y el aumento del nivel de retención de los buenos talentos, la alta calidad del clima laboral y la lealtad de las personas en la empresa. Implantar políticas de diversidad y conciliación sirve para lograr un alto nivel de satisfacción de las personas en el puesto de trabajo en armonía con su vida familiar y personal. Desarrollar políticas de responsabilidad social hacia sus clientes, y públicos externos en general, contribuye a obtener su lealtad a través de acciones que responden a sus nuevas necesidades, valores y culturas.

* Myrtha Casanova: "No se ha asumido que el mundo es diverso"

No hay comentarios:

Publicar un comentario