¿En qué ciudad es más caro un café, una hamburguesa o alquilar un piso de lujo?


Madrid y Barcelona han descendido varios puestos en el ránking, pero todavía se encuentran entre las 50 ciudades más caras del mundo.

Tokio es ya la ciudad más cara del mundo. La ciudad japonesa unida a Osaka, han desbancado del primer puesto a Moscú, que ha quedado relegada a la tercera posición.

Así lo muestra el estudio Coste de la Vida 2009, elaborado por la consultora Mercer, que cubre 143 ciudades y compara más de 200 elementos, incluyendo alojamientos, transportes, comida, ropa, productos de consumo y entretenimiento. El informe de Mercer realizado para expatriados y multinacionales toma como base 100 Nueva York y compara el resto de ciudades en dólares estadounidenses.

El ránking ha sufrido importantes modificaciones este año debido a las fluctuaciones en el tipo de cambio de la mayoría de las monedas con respecto al dólar, tras las políticas monetarias expansivas de varios Bancos Centrales y el golpe de la crisis.

La ciudad europea más cara continúa siendo Moscú. A pesar de que la depreciación del rublo y el abaratamiento del alojamiento, ha bajado su puntuación de 142 a 115 puntos. Ginebra, Zurich y Copenhague también se sitúan entre las diez ciudades más caras del mundo.

La pérdida de fortaleza del euro y la libra esterlina frente al dólar ha propiciado la caída del coste de las grandes ciudades europeas como Londres, Oslo, Varsovia, Glasgow o Madrid.

Las políticas de los bancos centrales han condicionado el ránking de las ciudades más caras.


España:

Las principales ciudades española han descendido varios puestos. En concreto, Madrid ha pasado del número 28 al 37 y Barcelona del 31 al 38.

La crisis económica del último año ha tenido un impacto directo en la fluctuación de la mayor parte de las monedas y la inflación, explica Rossana Encina, consultora de movilidad internacional de Mercer. Muchas monedas, incluyendo el euro, se han debilitado considerablemente frente al dólar, lo cual ha provocado la caída de Madrid y Barcelona en el ránking, al igual que muchas ciudades europeas.

En contraposición, las ciudades de Oriente Medio se han encarecido, como Dubai o Abu Dhabi. Tel Aviv continúa siendo la más cara de la zona, a pesar de un ligero descenso.

Por su parte las ciudades estadounidenses, han experimentado un ascenso por el fortalecimiento del dólar en el momento de la medición. Nueva York es la más destacada colocándose así en el top ten desde el puesto 22.

Otras ciudades con importantes cambios son: Caracas, que ha pasado del puesto 89 al número 15, y Pekín que sube del 20 al noveno lugar. Johannesburgo se convierte en la ciudad más barata en detrimento de Asunción.

Rafael Barrilero, miembro del Comité de Dirección, recordó los perjuicios que suponen para las multinacionales las variaciones entre el coste de unas ciudades y otras, motivadas por el valor de las monedas y la inflación.


Las claves:

- Con el mismo dinero para alquilar un apartamento de lujo en Moscú podríamos arrendar cinco en Johannesburgo y nos sobrarían 500 euros.

- Un billete de tren o autobús cuesta cinco veces menos en Varsovia que si lo adquiriésemos en Londres.

- Madrid y Barcelona son las ciudades más caras para comprar un CD de música, más de 20 euros.

- Leer el periódico en Moscú es todo un lujo ya que su precio supera los 5 euros, mientras que en Tokio, que es la ciudad más cara, cuesta sólo 1,52 euros.

- Si al periódico lo acompañamos de un café en Moscú, se convierte en un capricho de más de 11 euros.
Beber un litro de leche en Pekín alcanza los dos euros mientras que en Varsovia su precio es de 61 céntimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario