España pide la entrada formal en el grupo de países G-20


España solicitará formalmente el ingreso en el G-20, el club que engloba a los países ricos y a los emergentes más importantes y que está cobrando un protagonismo creciente en la gestión de la crisis internacional.
La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, aseguró este domingo en Washington que así se lo ha reclamado a Estados Unidos, tras el revuelo causado por la última ausencia en la cumbre informal del pasado viernes. España no estuvo ahí: Estados Unidos - uno de sus grandes socios tras el encuentro entre los dos presidentes, Barack Obama y José Luis Rodríguez Zapatero - no invitó a la delegación española.

"A España le hubiera gustado ser invitada, pero estoy segura de que vamos a estar en Nueva York", sede de la próxima cumbre, dijo Salgado. El objetivo es estar tanto en esos encuentros como en las reuniones preparatorias del G-20.

La ausencia en el encuentro informal del viernes se ha convertido en un contratiempo tras el lío causado por el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega. Mantega aseguró que España no debería participar en el G-20, y luego se vio obligado a matizar sus declaraciones en una rueda de prensa improvisada, a la que acudió acompañado por la ministra española.

Malestar español

Salgado aprovechó posteriormente una breve reunión con el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, para expresar su malestar por la ausencia en la reunión y el deseo de estar en las posteriores cumbres. La ministra tiene prácticamente asegurada una silla en Nueva York: el G-20 sigue estando bajo la presidencia del Reino Unido y el primer ministro británico, Gordon Brown, ha garantizado a España su participación. Antes de Nueva York, la diplomacia española deberá trabajar para no perderse la reunión de viceministros, en mayo, y la de ministros de julio.

Salgado ha desplegado una gran actividad en el Fondo Monetario Internacional (FMI), que este sábado cerró su reunión de primavera con un acuerdo para incrementar en unos 190.000 millones de euros las ayudas para garantizar la estabilidad en los próximos seis meses. A la estela de los acuerdos del G-20 en Londres, el Fondo debe asegurarse 800.000 millones más. España contribuirá con 4.100 millones, en línea con la contribución de la UE, que aportará cerca de 60.000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario