La morosidad de bancos y cajas esta a tope


El paro, que sube como la espuma, y el sector promotor e inmobiliario, que se hunde a plomo, tienen algo en común: se traducen en morosidad para el sector financiero.

Las estadísticas del Banco de España volvieron ayer a ser portavoces de malas noticias: el año pasado acabó con 63.127 millones de créditos malos sobre 1,87 billones, es decir, el 3,38% del total. Estos datos suponen retrotraerse a la tasa de septiembre de 1997, aunque entonces la cifra morosa era de 11.500 millones.

Hace un año, en diciembre de 2007, había 16.251 millones de créditos malos, cuatro veces menos. En un solo ejercicio esta partida ha crecido en 47.000 millones, un ritmo desconocido hasta ahora.

Las cifras todavía están lejos de la crisis de 1993, cuando se alcanzó una morosidad del 9%, pero las perspectivas de los expertos son que se incremente con rapidez hasta el 7%. Si el crédito no crece en 2009, esta tasa supondría terminar el año con 120.000 millones de préstamos con problemas. Este cálculo se basa en un incremento de la morosidad de unos 14.000 millones al trimestre. Los expertos calculan que los bancos podrían concluir este ejercicio con una tasa inferior al 6%, mientras que las cajas se quedarían cerca del 8%.

El ritmo de incremento será más rápido que en crisis anteriores porque ahora la morosidad se calcula con otras reglas. Antes se calificaban los impagados por porcentajes sobre el total del crédito con un calendario largo en el tiempo. La normativa actual es tajante: a los tres recibos impagados, todo el crédito se considera dudoso. Esto provoca que la cifra suba antes y que baje con más rapidez.

La morosidad de 2008 ha tenido un perfil de U invertida, ya que las entradas tuvieron sus máximos en julio, con la suspensión de pagos de Martinsa, para descender más tarde.

Los créditos morosos no se han repartido igual entre bancos y cajas. Éstas acumulan 33.654 millones, el 3,8% del total, frente al 2,81% de tasa que tienen los bancos, con 22.812 millones. La cobertura de las provisiones sobre morosos en los bancos es del 81%, y en las cajas, del 60%.

Los datos del Banco de España también reflejan que el crédito ha subido un 6,2% en 2008, lo que supone frenar el crecimiento de noviembre, que era del 6,9%.

Por otro lado, el vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, admitió que no sabe si se alcanzarán las "morosidades históricas" del 7% o el 8% en 2009. "Espero que no", incidió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario